Pasión gastronómica, ingredientes de la tierra y elaboración con las propias manos. La artesanía de la cerveza es cada vez más importante en España. En solo unos años, han aparecido diversos proyectos en el país y han conseguido introducir sus marcas en un mercado con un potencial enorme. La mayoría de estas cervezas artesanales son propuestas de jóvenes que comenzaron por afición en el contexto de la Crisis Económica que afecta al país desde 2008. Te proponemos un viaje para entender este nuevo fenómeno basado en la pasión por una cerveza de calidad.

Photo by Mumumío
Photo by Mumumío

La producción de cerveza de manera artesanal es una práctica habitual en países como Bélgica, Reino Unido, Estados Unidos y Alemania. Esta afición se conoce como homebrewing. La palabra procede del inglés y se traduce como “elaboración casera de la cerveza”. El homebrewing empezó en estos países durante los años sesenta, porque los impuestos sobre el consumo de alcohol subieron y la cerveza en los pubs era muy cara. La consecuencia inmediata a esta situación fue que los consumidores regresaron a la práctica habitual previa a la cerveza industrial: hacer su propia cerveza.

Sin embargo, el boom de la cerveza casera en España es un fenómeno relativamente nuevo. El mercado cervecero también estaba dominado por las grandes industrias. Estas industrias terminaron con los pequeños negocios familiares. A diferencia de otros países, en España, la cerveza industrial no era cara. Además, hay que recordar que España ha sido tradicionalmente un país de vino y se ha caracterizado siempre por tener cerveza de calidad a precios muy competitivos. Por eso, la afición por el homebrewing no se extendió como en otros países. A principios de los 2000 el sector de la cerveza artesana estaba prácticamente muerto. No era posible tener un conocimiento de cómo hacer cerveza de generación en generación. Entonces, ¿cómo llega la afición por hacer cerveza como la hacían los antiguos maestros?

Photo by Daquella manera
Photo by Daquella manera

Se puede decir que el homebrewing nace en España en el siglo XXI como una afición para el consumo propio. Durante este proceso se puede disfrutar de elaboración y de sus colores, aromas y texturas. Hay más estilos de cerveza que de vino, así que el aficionado o aficionada a la cerveza artesana tiene un gran número de posibilidades. Además, se trata de un hobby que se puede disfrutar fácilmente con la familia y los amigos y se pueden dar a conocer cervezas en catas o en fiestas. Todo esto sin olvidar que Internet ha permitido poner en contacto a estos homebrewers que han hecho amistades en las que se comparten experiencias, trucos, recetas y, ¡cómo no!, cerveza.

Otro aspecto importante para explicar este boom es que, al contrario de lo que se pueda pensar, la elaboración de la cerveza artesana consiste en un proceso rápido y sencillo con 4 ingredientes básicos (malta, levadura, lúpulo y agua). Según el grado de dificultad hay tres métodos para iniciarse en la elaboración casera: con un kit de cerveza (el tiempo para conseguir un mosto fermentable es de media hora), con extracto de malta (el tiempo dedicado para obtener un mosto fermentable es de 3-4 horas) o todo grano (se puede requerir entre 5-8 horas).

Photo by Daquella manera
Photo by Daquella manera

El proceso casero con grano es el más completo y comienza con la maceración. En esta etapa se extrae del grano la mayor cantidad de azúcares fermentables con agua caliente y se obtiene un caldo dulce: el mosto. A continuación, se tiene que cocer el mosto durante 60-90 minutos para destruir las bacterias. Durante la cocción se añade el lúpulo para dar amargor, aroma y sabor. Después de la cocción se produce el extracto de malta con la evaporación del agua. Más adelante viene la fermentación en la que el mosto se convierte en cerveza, es decir, obtiene alcohol gracias a la levadura. Al final de esta fermentación, se puede hacer una segunda fermentación para aclarar la cerveza, aunque no es imprescindible. Una o dos semanas después de comenzar el proceso (depende de si hacemos una o dos fermentaciones) se puede iniciar la fase de embotellamiento. A los 15 días de embotellar se puede consumir la cerveza, pero se recomienda esperar un mes para que nuestra bebida tenga suficiente gas.

El proceso es sencillo y además no necesitamos grandes inversiones. Los primeros pasos de muchas empresas actuales comenzaron en una cocina o en un garaje. Al principio, solo necesitamos un gasto extra en equipamiento de unos 70€ con los que se pueden elaborar producciones caseras de 23 litros con un precio de 0,40€ el botellín de 33cl. Este dinero es una inversión porque el equipo sirve para mucho tiempo.

Esta idea es importante ya que la financiación tiene un papel muy relevante en este nuevo fenómeno. Desde el año 2008, España vive en una Crisis Económica con malas condiciones de trabajo para todos. Muchos aficionados a la cerveza artesana, desesperados por contexto económico y motivados por la idea del autoempleo, decidieron convertirse en auténticos profesionales cerveceros. Así, muchos jóvenes españoles viven la aventura de comercializar su propia cerveza casera con resultados

Photo by Mumumío
Photo by Mumumío

muy satisfactorios. Hoy en día se cuenta en el mercado español con 920 tipos de 353 empresas según la última Guía de Cervezas Artesanas españolas, elaborada en 2014. Muchas de estas iniciativas no tienen más de cinco años de vida y tienen el entusiasmo de un gran número de creadores que han convertido su pasión en proyectos empresariales.

Sin embargo, no solo han aparecido nuevas cervezas sino que también hay nuevos espacios donde disfrutar de ellas. Durante los últimos años existen las conocidas microcervecerías: lugares que elaboran y ofrecen sus propias marcas. Hoy en día hay más de 70 de estas pequeñas fábricas también llamadas brewpubs. El sistema de elaboración más común de estos espacios cerveceros pertenece a la empresa Cerveza Artesana Homebrew S.L. que cuenta con la marca CE (Conformidad Europea) desde 2012. Por tanto, el homebrewing aporta nuevos productos, nuevos proyectos empresariales y nuevos espacios para los interesados en este mundo. Nuevos espacios como el Instituto de la Cerveza Artesana (ICA) en Barcelona, la primera institución oficial que fomenta el desarrollo de la formación de cerveceros profesionales y caseros con propuestas de aprendizaje. Así, se empieza poco a poco a valorar el conocimiento de este arte y se garantiza su transmisión entre los interesados.

Photo by Mumumío
Photo by Mumumío

Con todo, se puede afirmar que la revolución de la cerveza artesana ha llegado a España para quedarse. Una gran cantidad de propuestas empresariales presentan un nuevo paisaje cervecero donde es tan importante la pasión por una afición como el ejercicio de una profesión. ¿Quiénes son los mayores beneficiados de esta tendencia? Sin duda, son los enamorados y enamoradas de la cerveza que ahora pueden degustar infinidad de variedades de un producto de calidad a un precio asequible y que desafían a las empresas distribuidoras tradicionales. ¡Salud!

¡Léeme este artículo!

Más articulos de esta edición

En pocos años, se han creado nuevos proyectos relacionados con la cerveza artesana en España. Muchas de estas cervezas artesanales están hechas por jóvenes y en el contexto de la Crisis Económica española que existe desde 2008. Aquí tenemos una pequeña explicación de la historia de la cerveza artesanal española.

La producción de cerveza artesanal es normal en países como Bélgica, Reino Unido, Estados Unidos y Alemania. Esto se conoce como homebrewing. La palabra viene del inglés. El homebrewing empieza en los años sesenta. En estos años, la cerveza es más cara y por eso los consumidores empiezan a hacer su propia cerveza.

En cambio, el boom de la cerveza artesana en España es muy nuevo. A diferencia de otros países, en España, la cerveza industrial no es cara. Además, España es tradicionalmente un país de vino y tiene cerveza de calidad a precios muy competitivos. Por eso, el homebrewing llega a España más tarde que en otros países. A principios de los 2000 casi no había cerveza artesana. Entonces, ¿por qué se empieza a hacer cerveza en casa en España?

El homebrewing nace en España en el siglo XXI como un hobby para el consumo propio. Hay más estilos de cerveza que de vino, así que la creación de cerveza artesana tiene muchas posibilidades. Además, es un hobby que se puede disfrutar con la familia y los amigos. También Internet ayuda a crear relaciones entre homebrewers de todo el mundo.

Otro factor importante para explicar este boom, es que hacer cerveza artesana es un proceso rápido y sencillo con 4 ingredientes básicos (malta, levadura, lúpulo y agua). El proceso es fácil y no necesita grandes inversiones. Muchas empresas actuales empezaron en una cocina o en un garaje. Al principio, solo necesitamos un kit de unos 70€ y podemos crear 23 litros. Este dinero es una inversión porque el equipo se puede usar mucho tiempo más.

Desde el año 2008, España vive en una Crisis Económica. Muchos jóvenes españoles hacen y venden su cerveza artesana con muy buenos resultados. Ahora, en el mercado español hay 920 tipos de cerveza artesana y 353 empresas (según la última Guía de Cervezas Artesanas españolas de 2014).

No solo hay nuevas cervezas, también hay nuevos espacios donde beberlas. Ahora existen las conocidas microcervecerías: lugares que hacen y ofrecen sus propias marcas. Hay más de 70 de estas pequeñas fábricas también llamadas brewpubs.

Podemos decir que la revolución de la cerveza artesana ha llegado a España para quedarse. Y ¿quiénes son los más beneficiados? Los enamorados y enamoradas de la cerveza. ¡Salud!

¡Léeme este artículo!

Mas artículos para principiantes

Quiz: Cerveza: ¡Mejor artesanal!

¿Has entendido bien el artículo?

¡Compruébalo ahora! El nivel de este cuestionario es avanzado.

Más artículos con Quiz

La gastronomía de Madrid

Las protagonistas de la gastronomía de Madrid son, sin duda, las tapas. En todas las calles de la capital hay bares y tabernas donde te sirven estas típicas raciones pequeñas conocidas en todo el mundo. Madrid tiene la capacidad, como capital, de adoptar y adaptar gran cantidad de recetas típicas de otras ciudades de España y con productos típicos de otras regiones del país.

¿Madrid o Barcelona?

Si me preguntas por qué Madrid y Barcelona son rivales te diré que...

La movida madrileña

¿Qué es la Movida madrileña? ¿Cuándo pasó y por qué? Nos lo cuenta con todo detalle Bernardo Ríos.

DEJAR UN COMENTARIO