La dieta mediterránea y el consumo de productos de alimentación en España ha variado mucho con los años por diferentes razones económicas y sociales. Antes era difícil encontrar productos fuera del mercado nacional español, pero la llegada de grandes supermercados ha cambiado los hábitos de los consumidores. Uno de los motivos importantes ha sido la crisis económica del país, que ha provocado un mayor consumo en supermercados que tienen más productos de “marca blanca”.

Otro factor a destacar es el fenómeno de la inmigración, que ha provocado que se enriquezca la gastronomía española y haya más variedad. Esto se puede ver en la apertura de pequeños comercios con productos latinos de toda América Latina o también la venta de productos de alimentación de origen asiático, sobre todo de China. Donde mejor se observa este fenómeno es en los grandes núcleos urbanos, como Madrid o Barcelona.

Las “marcas blancas” empezaron a desarrollarse en la década de los años 70, y por entonces se llamó “producto libre”. La idea era que, al no tener publicidad, el producto era de igual calidad pero con ahorro de costes y más barato. De hecho, muchas “marcas blancas” son de fabricantes con marca propia. Diferentes estudios aseguran que el consumo de productos de este tipo es de aproximadamente un 40% en España.

Dos de los Supermercados con más ventas en España y con gran parte de sus productos de “marca blanca”, además de la empresa de origen español Mercadona y Dia (desde el año 2000 perteneciente al grupo Carrefour) son Lidl y Aldi. Estos gigantes de la alimentación alemana son dos de las empresas de venta de productos alimenticios con mayor crecimiento. Lidl presenta el mayor crecimiento del año actual, sobre todo en productos en lata y es en este momento la mayor competencia de Mercadona.

Lidl abrió su primera tienda en Lleida (Cataluña) en el año 1994, pero fue a partir del 2008, coincidiendo con el inicio de la crisis, cuando realmente empieza a despuntar y se coloca como una de las principales empresas del sector. Es a partir de estos años en los que invierte más, cambia la estrategia publicitaria y abre nuevos centros, incluyendo el de Alcalá de Henares (Madrid), que se convertirá en el mayor Lidl de Europa de 2015.

El año pasado apareció en los medios de comunicación una lista con los productos más vendidos de Lidl en España y en los primeros puestos aparecen diferentes productos como la cerveza, la crema de avellanas y el yogur con azúcar de caña, todos de marca propia. Es sorprendente que sean los productos de marca propia los que más se venden. Curiosamente, en buena parte viene precedido por el fenómeno en ventas de la crema antiarrugas CienQ10, que agotó el stock en varias ocasiones por ser el producto con la nota más alta de la OCU (Organización de Consumidores y Usuarios). La ventas se multiplicaron por veinte. Sin embargo, en 2007 Lidl decidió empezar a ofrecer productos de otras marcas.

Otros de los productos líder en ventas es el “quark”, una crema de queso (en España sería parecido a la cuajada) con mucho sabor, bajo en calorías y muchas proteínas que se puede mezclar con diferentes alimentos (muesli, chocolate, cereales, etc.). También ha crecido la venta del agua con gas por la publicidad que se le da a los beneficios saludables de este producto, aunque en España ese crecimiento es más sostenido que en países en los primeros puestos de consumidores como Francia, Alemania o Italia. Esto es, en parte importante, por los cambios de hábitos en la dieta de los españoles. Desde 2014 han incrementado las campañas publicitarias de la dieta mediterránea a través de recetas y menús, sobre todo online.

Otra cadena de supermercados es Aldi, no tan conocida en España. Los supermercados de los hermanos Albrecht disponen principalmente de tiendas en las afueras de grandes ciudades (en Barcelona ciudad, por ejemplo, no tienen ninguna) lo cual hace complicado darse a conocer frente a la competencia. Tiene un catálogo de productos más reducido, pero también a precios muy bajos. Este año 2015 han llegado por primera vez a Mallorca (donde hay una gran cantidad de población de origen alemán) con la apertura de 6 tiendas. Aldi promueve sobre todo el consumo de productos ecológicos (bajo la “marca blanca” GutBio), como son algunos de sus productos más reconocidos: el zumo de aloe vera, leche de almendra ecológica, leche sin lactosa, yogures y todo tipo de productos sin gluten. También tienen productos como fruta y verdura de productores locales, que ayuda a impulsar la economía de la zona.

Estas dos empresas están enfocando y publicitando la dieta mediterránea para la venta de productos frescos y de bajo coste, además con productos de procedencia del país (verduras, hortalizas, etc.). Este tipo de alimentación es la base de la cocina española y se convierte en algo cultural, por tanto, también se busca cercanía y sensibilización por la comida sana.

La inversión de Aldi y Lidl en España aumentará en los próximos años. Lidl invertirá unos 200 millones de euros y abrirá 40 nuevos establecimientos. Por su parte, Aldi abrirá unas 25 nuevas tiendas en la comunidad de Madrid (la mayor inversión hasta ahora se había hecho en Cataluña). Quizás esta inversión en el sector del descuento haga que los españoles vuelvan a hacer “la compra del mes” en el supermercado. Con la crisis, muchas familias han decidido comprar poco a poco y en pequeños comercios. Pero es posible que si hay más supermercados de descuento los españoles vuelvan a los hábitos de antes de la crisis.

Estos dos supermercados ayudan al desarrollo y a la mejora de la dieta mediterránea, como muchos otros. En los últimos años en España, hay una tendencia a la apertura de muchos comercios cooperativos. Estos ofrecen productos pertenecientes a cooperativas agrícolas a un mejor precio y se ahorra mucho dinero en intermediarios. La apuesta es clara: ofrecer producto fresco y de calidad a un precio económico, de ahí el éxito en estos últimos años de Lidl y Aldi.

¡Léeme este artículo!

Más artículos de esta edición

La dieta mediterránea y el consumo de productos de alimentación en España ha variado mucho con los años por diferentes razones económicas y sociales. Antes era difícil encontrar productos internacionales, pero la llegada de grandes supermercados ha cambiado los hábitos de los consumidores. Uno de los motivos importantes ha sido la crisis económica del país, que ha provocado un mayor consumo en supermercados que tienen más productos de “marca blanca”.

Otro factor a destacar es el fenómeno de la inmigración. Los inmigrantes han hecho de la gastronomía española algo más variado y rico. Desde hace un tiempo existen pequeños comercios con productos de toda América Latina y productos de origen asiático, sobre todo de China. Donde mejor se observa este fenómeno es en las grandes ciudades, como Madrid o Barcelona.

Las “marcas blancas” nacieron en los años 70. La idea era un producto de calidad y barato. De hecho, muchas “marcas blancas” son de fabricantes con marca propia. En España, el consumo de productos de este tipo es de aproximadamente un 40%.

En nuestro país, existen dos empresas de origen español con muchos productos de “marca blanca”. Estos supermercados se llaman Mercadona y Dia. Además, existen también dos supermercados alemanes que ofrecen también estas marcas. Son Lidl y Aldi. Estos gigantes de la alimentación alemana son dos de las empresas de venta de productos alimenticios con mayor crecimiento. Lidl presenta el mayor crecimiento del año actual, sobre todo en productos en lata y es en este momento la mayor competencia de Mercadona.

Lidl abrió su primera tienda en Lleida (Cataluña) en el año 1994, pero fue a partir del 2008, con el inicio de la crisis, cuando realmente es importante en el sector. A partir de ahí, invierte más, cambia la estrategia publicitaria y abre nuevos centros, incluyendo el de Alcalá de Henares (Madrid), que se convertirá en el mayor Lidl de Europa de 2015.

El año pasado apareció en los medios de comunicación una lista con los productos más vendidos de Lidl en España y en los primeros puestos aparecen diferentes productos como la cerveza, la crema de avellanas y el yogur con azúcar de caña, todos de marca propia. Sin embargo, en 2007 Lidl decidió empezar a ofrecer productos de otras marcas.

Otros de los productos líder en ventas es el “quark”, una crema de queso con mucho sabor, bajo en calorías y muchas proteínas que se puede mezclar con diferentes alimentos (muesli, chocolate, cereales, etc.). También ha crecido la venta del agua con gas, aunque no tanto como en Francia, Alemania o Italia.

Otra cadena de supermercados es Aldi, no tan conocida en España. Los supermercados de los hermanos Albrecht tienen tiendas en las afueras de grandes ciudades. Tiene un catálogo con menos producto, pero también a precios muy bajos. Este año 2015 han llegado por primera vez a Mallorca (donde hay una gran cantidad de población de origen alemán) con la apertura de 6 tiendas. Aldi promueve sobre todo el consumo de productos ecológicos (bajo la “marca blanca” GutBio): el zumo de aloe vera, leche de almendra ecológica, leche sin lactosa, yogures y todo tipo de productos sin gluten.

Estas dos empresas venden productos frescos y de bajo coste de la dieta mediterránea. Tienen muchos productos locales (verduras, hortalizas, etc.). Este tipo de alimentación es la base de la cocina española y se convierte en algo cultural, por tanto, también se busca cercanía y sensibilización por la comida sana.

La inversión de Lidl y Aldi en España aumentará en los próximos años. Lidl invertirá unos 200 millones de euros y abrirá 40 nuevos establecimientos. Por su parte, Aldi abrirá unas 25 nuevas tiendas en la comunidad de Madrid (la mayor inversión hasta ahora se había hecho en Cataluña). Seguramente los españoles van a hacer otra vez “la compra del mes” en estos grandes supermercados, como antes de la crisis. Durante la crisis prefieren comprar poco a poco en tiendas pequeñas, pero este hábito puede cambiar.

Estos dos supermercados ayudan al desarrollo y a la mejora de la dieta mediterránea, como muchos otros. En los últimos años en España, hay una tendencia a la apertura de muchos comercios cooperativos. Estos ofrecen productos pertenecientes a cooperativas agrícolas a un mejor precio y se ahorra mucho dinero en intermediarios. La apuesta es clara: ofrecer producto fresco y de calidad a un precio económico, de ahí el éxito en estos últimos años de Lidl y Aldi.

¡Léeme este artículo!

Más artículos para principiantes

Quiz: El fenómeno Lidl y Aldi en España

¿Has entendido bien el artículo?

¡Compruébalo ahora! El nivel de este cuestionario es avanzado.

Más artículos con Quiz

Agua cara siempre es mala

Beber agua del grifo en Barcelona es un infierno. Sabe mal, no es transparente, tiene mucha cal y no sacia la sed. No es...

El mundo tiene sed

Mientras me documentaba para escribir este artículo, nos quedamos sin agua en el bloque de pisos donde vivo. Antes de ir a dormir observé...

El agua y la religión

Para cuidar bien a un animalito solo tienes que hacer dos cosas: asegurarte de que tiene comida y asegurarte de que tiene bebida. Todo...
COMPÁRTELO
Artículo anteriorReceta: sopa de pepino
Siguiente artículo¿Aceite o mantequilla?
Abel Ramos
Nació en Sabadell en el año 1983, y desde hace tiempo reside en Barcelona. Estudió Derecho en la Universidad Autónoma de Barcelona y trabaja en la Administración Pública. Viajar es lo que le motiva, le apasiona la cocina y es muy fan del cine y las series.