Mucho ha cambiado el tráfico marítimo desde que se creó el Puerto de la Bahía de Cádiz, pero la esencia permanece intacta a día de hoy: una bahía marinera que ha evolucionado con los vaivenes del mar. El Puerto de la Bahía de Cádiz está localizado en el área entre el Mar Mediterráneo y el Océano Atlántico, justo en la boca del estrecho de Gibraltar. Se trata de una situación geográfica privilegiada entre Europa y el Norte de África para el tráfico de mercancías y el tránsito de personas. No obstante, el escenario actual plantea nuevos retos para los que la ciudad Cádiz debe diversificar sus líneas de negocio con las que mejorar el futuro económico de toda la provincia.

La bahía natural de Cádiz albergó en sus orillas siempre un puerto importante. Ya en la época del Emperador romano Julio César, el Puerto de Cádiz adquirió su primera fase de esplendor exportando salazones y vino hacia Roma y otras provincias del Imperio. Posteriormente a finales del siglo XV, bajo el reinado de los Reyes Católicos, y durante todo el siglo XVI se consolidó una etapa de primacía de comercio africano. En los últimos años del siglo XVII y durante todo el siglo XVIII tuvo lugar la Edad de Oro del puerto de Cádiz ya que tuvo lugar el monopolio del comercio con las Américas. El siglo XIX estuvo marcado por la pérdida gradual de las colonias españolas, un proceso que culmina con la pérdida de Cuba en 1898. El puerto de Cádiz, sin embargo, mantuvo una actividad relativa durante este periodo.

Habría que esperar a la segunda mitad del siglo XX para conocer la actual configuración de lo que hoy se conoce como el Puerto de la Bahía de Cádiz. Así, se construyó un imponente complejo que se localiza entre los municipios de Puerto Real, el Puerto de Santa María y la propia Cádiz. Las instalaciones cuentan con cuatro dársenas comerciales y dos puertos pesqueros. Además, existe un centro de construcción naval y un pequeño complejo náutico-deportivo. La oferta se completa con un recinto fiscal de Zona Franca, una estación de pasajeros y un puesto de inspección fronterizo.

Actualmente, el Puerto de Cádiz destaca como una escala habitual de cruceros por el Mediterráneo debido al interés que despierta la ciudad, la provincia y su proximidad con otros centros turísticos de Andalucía. No obstante, el talón de Aquiles del puerto de Cádiz es el tráfico de mercancías debido a la dura competencia que tiene con otros puertos más ágiles como el Puerto de Algeciras. Es por ello, que en 2011 la Autoridad Portuaria firmó un contrato con los grupos empresariales Acciona Infraestructuras, S.A. y FCC Construcción S.A. para llevar a cabo una nueva terminal de contenedores que se prevé que estará lista para finales de 2015.

Esta obra se espera con un gran interés ya que supone un proyecto estratégico para el impulso de la actividad económica de Cádiz. Con la nueva terminal se pretende potenciar el tráfico de contenedores, reordenar los tráficos portuarios separando definitivamente los pasajeros de las mercancías y contribuir a la recuperación ambiental de la Bahía. El futuro de la bahía de Cádiz depende mucho de que la obra de la nueva terminal llegue a buen puerto. Conociendo la historia de la bahía todo parece indicar que así será.

¡Léeme este artículo!

Más artículos de esta edición

El Puerto de la Bahía de Cádiz ha cambiado mucho desde que se creó, pero su esencia siempre ha sido la misma. Este puerto está entre el Mar Mediterráneo y el Océano Atlántico, justo en la boca del estrecho de Gibraltar. El puerto tiene una situación geográfica privilegiada entre Europa y el Norte de África para el tráfico de mercancías y el tránsito de personas. No obstante, el puerto tiene que diversificar sus líneas de negocio para mejorar su futuro económico.

En la bahía de Cádiz siempre hubo un puerto importante. En la época del Emperador romano Julio César, el Puerto de Cádiz fue muy importante para la exportación de salazones y vino hacia Roma y otras provincias del Imperio. Posteriormente a finales del siglo XV, con los Reyes Católicos, y durante todo el siglo XVI tuvo mucho importancia el comercio africano. En los últimos años del siglo XVII y durante todo el siglo XVIII tuvo lugar la Edad de Oro del puerto de Cádiz por el comercio con las Américas. El siglo XIX empezó la pérdida de las colonias españolas (la última fue Cuba, en 1898), pero no perjudicó mucho al puerto de Cádiz.

En la segunda mitad del siglo XX aparece la configuración del puerto actual. Así, se construyó un imponente complejo que se localiza entre los municipios de Puerto Real, el Puerto de Santa María y la propia Cádiz. Las instalaciones están preparadas para el comercio y para la pesca. Además, existe un centro de construcción naval y un pequeño complejo náutico-deportivo. La oferta se completa con un recinto fiscal de Zona Franca, una estación de pasajeros y un puesto de inspección fronterizo.

Actualmente, el Puerto de Cádiz es importante para los cruceros por el Mediterráneo por el interés que despierta la ciudad, la provincia y su proximidad con otros centros turísticos de Andalucía. No obstante, el talón de Aquiles del puerto de Cádiz es el tráfico de mercancías debido a la dura competencia que tiene con otros puertos más ágiles como el Puerto de Algeciras. Por eso, en 2011 se propuso crear una nueva terminal de contenedores, que acabará a finales de 2015.

Esta obra se espera con un gran interés porque es un proyecto estratégico para la actividad económica de Cádiz. Con la nueva terminal se quiere potenciar el tráfico de contenedores. Además, se separarán el tráfico portuario según si son pasajeros o mercancías. El proyecto también tiene en cuenta la recuperación ambiental de la Bahía. El futuro de la bahía de Cádiz depende mucho de la obra de la nueva terminal. Somos optimistas y creemos que el proyecto terminará a tiempo y dará a la Bahía de Cádiz lo que se merece.

¡Léeme este artículo!

Más artículos para principiantes

Quiz: El puerto de Cádiz

¿Has entendido bien el artículo?

¡Compruébalo ahora! El nivel de este cuestionario es intermedio.

Más artículos con Quiz

Agua cara siempre es mala

Beber agua del grifo en Barcelona es un infierno. Sabe mal, no es transparente, tiene mucha cal y no sacia la sed. No es...

El mundo tiene sed

Mientras me documentaba para escribir este artículo, nos quedamos sin agua en el bloque de pisos donde vivo. Antes de ir a dormir observé...

El agua y la religión

Para cuidar bien a un animalito solo tienes que hacer dos cosas: asegurarte de que tiene comida y asegurarte de que tiene bebida. Todo...