Anna Hierro: << A las mujeres que nos dedicamos a la danza en este país nos sobra fuerza de voluntad para tirar la situación adelante. >>

Anna Hierro (Tortosa, 1984) es una bailarina catalana de danza contemporánea quien, más allá de la danza, también se ha abierto nuevos caminos mediante el trabajo como intérprete y coreógrafa para obras de teatro y videoclips. Además, su polifacética dedicación profesional también la ha llevado a dar clases de danza así como a sacar su primer disco con el colectivo Ensemble Topogràfic.

Anna Hierro, a lo largo de su vida, ha participado en diferentes proyectos profesionales y ha llegado a hacer de la danza y la interpretación su seña de identidad.

Háblanos sobre ti, ¿cuándo empezaste a adentrarte en el mundo de la danza?

Cuando era pequeña bailaba en casa, en la cama, a mi aire. Fue mi madre quien me apuntó a clase de danza con siete años y, desde entonces, se convirtió en una adicción. Mi profesora de Tortosa, Anna Maria Bel, nos llevaba a Barcelona a ver espectáculos y a hacer cursos, y gracias a ella me empecé a adentrar en este mundo de una forma más seria y consciente.

La danza incluye muchos géneros. ¿Cuál fue el motivo por el que elegiste graduarte como bailarina de danza contemporánea?

El ballet me gustaba y me gusta mucho pero a la vez lo veía como un mundo muy cerrado y elitista según el cual te tienes que ajustar a unos cánones estéticos muy concretos. En seguida noté que bailando en las clases de contemporáneo me sentía más libre, que podía ser más yo misma con mi personalidad.

Haciendo un repaso por tu trayectoria profesional vemos que no solo te dedicas a bailar sino que también trabajas como intérprete y coreógrafa para obras de teatro y videoclips. ¿Esto significa que es muy difícil vivir exclusivamente de la danza?

En este país vivir exclusivamente de la danza es prácticamente imposible los doce meses del año. Las compañías ya no ofrecen contratos largos, sino que van por producciones, como trabajos temporales. Esto te obliga a estar abierto a las distintas posibilidades de trabajo que te puedan ofrecer. Por otra parte y como también me ocurre a mí, si te interesan otros mundos artísticos más allá de la danza, como el teatro, la música, etc., tarde o temprano te cruzas con gente por el camino con quien colaborar y enriquecerse mutuamente.

¿Consideras que ha sido duro tu camino profesional? ¿Tuviste que renunciar a muchas cosas para poder seguir con tu carrera?

La etapa más dura fueron los tres años siguientes, después de terminar la carrera. Ahí, cuando tienes que enfrentarte a la difícil realidad del bailarín que quiere trabajar aquí, cuando eres joven, nadie te conoce ni confía en ti todavía. Llevas años formándote y te da la sensación de que todo está aún por empezar. Considero que no renuncié a nada, todo lo contrario, porque pude dedicar mi tiempo a lo que me gustaba.

¿Es España un buen país para desarrollarse como bailarina?

No lo es. La gran mayoría de la población no ha visto un espectáculo de danza en su vida.

Hace poco que has sido madre y eso conlleva una conciliación laboral y familiar. ¿Al ser bailarina, el hecho de ser madre puede ser más complicado en cuanto a la recuperación postparto y los ritmos que exige tu vida profesional?

Sí, puede ser complicado, claro, pero a las mujeres que nos dedicamos a la danza en este país nos sobra fuerza de voluntad para tirar la situación adelante. Por supuesto tener la familia cerca te lo facilita todo. El cuerpo cambia y el cerebro también, pero si la experiencia te enriquece como persona también lo hace como artista y bailarina.

Foto de Marcos Mora

¡Léeme este artículo!

Más artículos de esta edición

Anna Hierro (Tortosa, 1984) es una bailarina catalana de danza contemporánea; también trabaja como intérprete y coreógrafa para obras de teatro y videoclips. Además, ha sacado su primer disco con el colectivo Ensemble Topogràfic y ha participado en diferentes proyectos profesionales.

Empezó a bailar cuando era pequeña. Su madre la apuntó a clases con siete años, y su profesora la llevaba a espectáculos en Barcelona. Con ella descubrió y empezó a meterse en el mundo de la danza.

Al principio le gustaba más el ballet, pero lo veía un mundo muy cerrado y elitista. Después descubrió el baile contemporáneo, con él se sentía más libre.

Opina que en España es muy difícil vivir solo de la danza, porque los contratos son temporales, por proyectos concretos, y es un arte desconocido por la mayoría de la población. La gran mayoría de la gente nunca ha visto un espectáculo de danza. Por eso es más fácil si te abres a otras disciplinas. Los tres años siguientes a la carrera fueron los más duros, se sentía perdida y se encontró frente a la difícil realidad de los bailarines.

Hace poco ha sido madre, y, aunque reconoce la dificultad de tomar el ritmo para el cuerpo y para el cerebro, si de verdad tienes voluntad la experiencia puede ser positiva como persona y como artista.

 

¡Léeme este artículo!

Más artículos para principiantes

Quiz: Entrevista: Anna Hierro

¿Has entendido bien el artículo?

¡Compruébalo ahora! El nivel de este cuestionario es intermedio.

Más artículos con Quiz

La gastronomía de Madrid

Las protagonistas de la gastronomía de Madrid son, sin duda, las tapas. En todas las calles de la capital hay bares y tabernas donde te sirven estas típicas raciones pequeñas conocidas en todo el mundo. Madrid tiene la capacidad, como capital, de adoptar y adaptar gran cantidad de recetas típicas de otras ciudades de España y con productos típicos de otras regiones del país.

¿Madrid o Barcelona?

Si me preguntas por qué Madrid y Barcelona son rivales te diré que...

La movida madrileña

¿Qué es la Movida madrileña? ¿Cuándo pasó y por qué? Nos lo cuenta con todo detalle Bernardo Ríos.
COMPÁRTELO
Artículo anteriorESTA SEMANA EN MUNDOBONIO…
Siguiente artículoEntrevista: Meritxell Campos Olivé
Ia Bonet
Ia Bonet estudió Periodismo y actualmente se encuentra ampliando conocimientos con el grado de Historia del Arte. Barcelonina de toda la vida, viajera y con un carácter extrovertido y social es una apasionada de la comunicación y la cultura. Ha colaborado puntualmente con diferentes medios de carácter local así como en diferentes ramas de la profesión periodística. Su meta es compartir su pasión hacia la cultura y el arte por todas las vías posibles.