Colombia es un país lleno de manifestaciones culturales y posee una riqueza musical compuesta por elementos muy diferentes. Desde su posición geográfica abre las puertas a América del Sur y a la gran variedad de sonidos que allí podemos encontrar, porque es precisamente esa la palabra clave para entender el universo musical colombiano: variedad.

Debido al gran territorio geográfico que abarca Colombia, podemos dividir la música tradicional y originaria del país en cuatro regiones: la Costa Atlántica, la Costa Pacífica, la región Andina y los Llanos Orientales.

Empezando por la Costa Atlántica, conocida también como el Caribe colombiano, encontramos la cuna de uno de los ritmos más representativos de Colombia y Latinoamérica entera: la cumbia. La cumbia es la mezcla resultante de la unión de los indígenas de la costa caribeña y los
esclavos provenientes de África durante el periodo de la conquista y la colonia. Una de las agrupaciones más representativas de la cumbia es Los Gaiteros de San Jacinto.

Ver vídeo de Los Gaiteros de San Jacinto

En el Caribe podemos encontrar también el vallenato. Este ritmo totalmente colombiano se distingue por el sonido del acordeón que puede evocar desde la melancolía hasta la alegría. El vallenato tiene influencia europea, ya que el acordeón fue traído por los alemanes a Colombia a finales del siglo XIX, sin embargo, y como es común en toda la música colombiana, los nativos de la zona le dieron su toque, en este caso, con otro instrumento conocido como la guacharaca. Diomedes Díaz es uno de los mejores exponentes de este género.

Ver vídeo de Diomedes Díaz

En la Costa Pacífica, la música se caracteriza por la influencia de los sonidos africanos y se pueden escuchar instrumentos como la tambora y la marimba. El currulao es uno de los ritmos más representativos de esta zona y va acompañado, como la cumbia, de bailes tradicionales.

Ver ejemplo de currulao

La música de la región Andina de Colombia se manifiesta con sonidos de cuerdas traídos por instrumentos como la guitarra, el triple y la bandola. El ritmo más popular de esta zona es el bambuco, que es además emblema del país. Uno de los grupos más reconocidos de este género es Garzón y Collazos, con una larga trayectoria artística.

La región de los Llanos Orientales posee una música interpretada por el arpa, el cuatro y las maracas; conocida como el joropo. Este sonido se representa también mediante bailes tradicionales que puede que tengan su origen en el vals. La danza del joropo tiene cierta influencia del baile flamenco español, como se puede observar en su zapateo.

Además de estos ritmos tradicionales, en Colombia también se escucha y se hace salsa. Cali, ciudad situada en la región sur del Valle del Cauca, es mundialmente conocida como “la capital mundial de la salsa“. Así, los caleños y todos los colombianos en general disfrutan de este alegre ritmo que suele

invitar a todo el mundo a la pista de baile. El baile de la salsa caleña se caracteriza por la rapidez de pies y caderas de los bailarines. Cada año, del 25 al 30 de diciembre, se celebra la Feria de Cali, donde se reserva un espacio para la celebración de este gran ritmo.

Ver vídeo de Santiago de Cali

En Colombia, al igual que en muchos sitios de Latinoamérica y España, se escucha y se hace también reguetón. Sin embargo, este tipo de música no puede considerarse música colombiana como tal.

Después de este breve recorrido por la música proveniente de Colombia, es fácil confirmar como cada rincón tiene un matiz musical diferente, integrando siempre desde el sonido indígena hasta la influencia africana y europea. Todo esto hace de su cultura algo totalmente merecedor de conocer.

Ejemplo de Currulao

¡Léeme este artículo!

Más artículos de esta edición

Receta: ajiaco

Colombia es un país lleno de manifestaciones culturales y tiene una riqueza musical muy diversa. Desde su posición geográfica, es la puerta de América del Sur y su gran diversidad de sonidos. La palabra clave para entender el universo musical colombiano es variedad.

Colombia es muy grande, por eso podemos dividir la música tradicional en cuatro regiones: la Costa Atlántica, la Costa Pacífica, la región Andina y los Llanos Orientales.

Empezamos por la Costa Atlántica, conocida también como el Caribe colombiano. Aquí encontramos uno de los ritmos más representativos de Colombia y Latinoamérica entera: la cumbia. La cumbia es la mezcla de la unión de los indígenas y los esclavos africanos durante el periodo de la conquista y la colonia. Es muy famoso el grupo Los Gaiteros de San Jacinto.

En el Caribe podemos encontrar también el vallenato. En este ritmo totalmente colombiano es muy importante el acordeón. Este instrumento puede dar un sonido melancólico o alegre. Aunque tiene influencia europea (el acordeón lo traen los alemanes a finales del siglo XIX) los nativos de la zona también ayudaron a su creación, por ejemplo, con otro instrumento conocido como la guacharaca. Diomedes Díaz es uno de los mejores exponentes de este género.

En la Costa Pacífica, la música tiene influencia de los sonidos africanos y se pueden
escuchar instrumentos como la tambora y la marimba. El currulao es un ritmo muy representativo de esta zona y va acompañado, como la cumbia, de bailes tradicionales.

La guitarra, el triple y la bandola, instrumentos de cuerda, son típicos de la región Andina de Colombia. El ritmo más popular de esta zona es el bambuco, emblema del país. Uno de los grupos más reconocidos de este género es Garzón y Collazos, con una larga trayectoria artística.

En la región de los Llanos Orientales son típicos el arpa, el cuatro y las maracas; su música es el joropo. Este sonido también tiene bailes tradicionales, quizá surgidos del vals. La danza del joropo tiene influencia del baile flamenco español, como se puede observar en su zapateo.

Además de estos ritmos tradicionales, en Colombia también se escucha y se hace salsa. Cali, ciudad situada en la región sur del Valle del Cauca, es mundialmente conocida como “la capital mundial de la salsa“. Los caleños y todos los colombianos disfrutan de este alegre ritmo, irresistible para bailar. La velocidad de pies y caderas es la principal característica de la salsa caleña. Cada año, del 25 al 30 de diciembre, se celebra la Feria de Cali, donde se reserva un espacio para la celebración de este gran ritmo.

En Colombia, como en muchos sitios de Latinoamérica y España, se escucha y se hacetambién reguetón. Sin embargo, este tipo de música no puede considerarse colombiana.

Después de este breve recorrido por la música de Colombia, es fácil confirmar la variedad de ritmos en cada región, integrando siempre el sonido indígena, la influencia africana y europea. Todo esto hace de su cultura algo totalmente merecedor de conocer.

¡Léeme este artículo!

Más artículos para principiantes