Sevilla es la capital de Andalucía, en el sur de España. Es la cuarta ciudad más grande del país y la tercera más visitada después de Barcelona y Madrid.

Tiene el casco antiguo más grande de Europa, junto a Venecia y Génova, y sus principales monumentos (la catedral, el alcázar y el Archivo de Indias) son Patrimonio de la Humanidad. Además de estos edificios históricos, también puedes pasear por encima de “las setas”, como la llaman los sevillanos, una moderna construcción en la plaza de la Encarnación.

Tiene una oferta gastronómica muy rica y variada, y puedes degustar las dos especialidades más famosas andaluzas: el pescaíto frito y el gazpacho.

Además, Sevilla ofrece una vida muy animada y un ambiente muy alegre, hay que vivirla en la calle, en sus terrazas, con sus cervezas, sus tapas y su buen tiempo durante casi todo el año.

La ciudad vive para la primavera, cuando celebra la Semana Santa y la Feria de Abril, sus dos principales fiestas. De profundo contraste, en una podemos ver una ciudad recogida en dolor mientras la otra es una explosión de alegría, cante, baile y alcohol.

Es un destino obligatorio por la belleza de la ciudad, la alegría de su gente, sus colores y personalidad.

¿Cómo llego a Sevilla?

Es muy fácil llegar a Sevilla, tiene un aeropuerto con conexiones frecuentes a muchos países europeos: Holanda, Alemania, Francia, Italia, Reino Unido, Portugal, Bélgica, Suiza, Irlanda y, ya fuera de Europa, Marruecos. Las compañías más importantes son Iberia, Air Europa, British Airways, EasyJet, Brussels Airlines, Lufthansa, Ryanair, TAP Portugal

Por carretera, conecta con autovía con Madrid (5 horas en coche) y con Málaga (2 horas). También es posible llegar en tren desde Málaga y Madrid.

Aunque se puede llegar a Sevilla de muchas formas, la más sencilla es el avión, porque todas las ciudades de alrededor son menos importantes. Quizá, la única opción más sencilla que el aeropuerto de Sevilla es el aeropuerto de Málaga. Desde allí es fácil llegar en tren o autobús.

Pero si no eres muy amante de volar y prefieres el agua, puedes ir en barco desde Almirante o Puerto Viejo (Costa Rica).

1. Conocer la catedral gótica más grande del mundo y subir a la Giralda.


Photo by robertovg24 Photo by robertovg24

2. Visitar el Real Alcázar de noche.


Photo by Juan ACP Photo by Juan ACP

3. Vivir un espectáculo flamenco auténtico (no los preparados para extranjeros).

Photo by afoncubierta Photo by afoncubierta

4. Perderte en el barrio de Santa Cruz
.

Photo by fourthandfifteen Photo by fourthandfifteen

5. Visitar Plaza de España y sentarse en los jardines de María Luisa.

Photo by Sergio Ramón Photo by Sergio Ramón

Un lujo: el hotel Alfonso XIII recibe su nombre de un rey español de principios del siglo XX. El rey se implicó mucho en la construcción del edificio, especialmente hermoso. Es el octavo hotel más lujoso de Europa y el 33° del mundo. Está a cinco minutos a pie de la catedral. No es para todos los públicos, desde luego, pero si puedes permitírtelo, es un hotel de auténtico ensueño. Las habitaciones rondan los 280 € por noche.

–  Medio: el Hostal Casa de la Luna está en pleno barrio de Santa Cruz, junto a la catedral. El lugar es perfecto y el precio, económico: habitaciones por unos 50 euros en un ambiente 
típicamente sevillano, dentro y fuera del hostal.

–  Para mochileros: Black Swan Hostel, también en pleno centro de Sevilla, puedes ir a pie a cualquiera de los sitios importantes de la ciudad. Tiene habitaciones compartidas desde 17 euros la noche.

¡Y AQUÍ NUESTRA OPINIÓN!
Los precios
La gente
El tiempo
Actividades deportivas
Actividades culturales
La gastronomía
Las playas
Aprender español
COMPÁRTELO
Artículo anteriorGuía práctica para entender a los sevillanos
Siguiente artículoUna alemana en Sevilla
Bernardo Ríos
Nació en Cádiz, una pequeña ciudad en Andalucía, en el sur de España. Estudió Filología Románica en Salamanca. Estuvo un año enseñando español en Singapur y ahora vive en Madrid, ciudad que le apasiona. Le gusta conocer otras culturas, la historia, el arte, la literatura y los idiomas. Ahora trabaja en una academia de español en Madrid.