2000 fue el año en que empezaron a llegar los inmigrantes latinos a España. Toda la gente que llegó por esa época venía de países como Colombia, Ecuador y Perú, entre otros. La situación económica y la oferta laboral era mucho mejor que la actual, por lo que estas personas se movilizaron a la capital española y a otras ciudades de la península en busca de una mejor calidad de vida para ellos y sus familias. Aunque en principio muchos de los inmigrantes, la mayoría mujeres, llegaron por su cuenta, poco a poco fueron trayendo también a sus familias, lo cual generó que la comunidad de latinoamericanos creciera de manera considerable.

Actualmente, la comunidad latina representa casi el 30% de la población extranjera en España. Aunque de acuerdo con cifras oficiales del gobierno español, a partir del tercer trimestre de 2011, el número de ecuatorianos, colombianos, peruanos, cubanos y argentinos, cinco de las principales nacionalidades de los latinoamericanos residentes en España, ha experimentado una fuerte tendencia a la reducción, debido a la crisis económica. Sin embargo el porcentaje de latinos, por lo menos en Madrid, sigue siendo bastante significativo.

Según la subdirección general de estadística, los ecuatorianos son los que albergan una mayor población en Madrid, seguidos de los bolivianos, colombianos, paraguayos, peruanos y venezolanos. Aunque también se puede encontrar un alto número de habitantes procedentes de países como Brasil, Chile, Cuba, Honduras, México y Nicaragua.

Estas nacionalidades están repartidas por todo Madrid, pero se integran principalmente en los barrios de Oporto, Carabanchel, Usera y las localidades del sur. Como es fácil de imaginar, la inmigración ha querido traer un poco de sus lugares de origen a Madrid, por lo que podemos encontrar una amplia oferta cultural y gastronómica en la cuidad. Vivir en una ciudad como Madrid, se convierte en un privilegio cuando sin recorrer mucha distancia puedes conocer la cultura y probar los sabores de tantas partes diferentes del mundo.

Es realmente fácil encontrar en cualquier rincón de la cuidad restaurantes, bares y cafeterías donde se pueden probar los sabores de Latinoamérica. Pero hay también múltiples supermercados dedicados exclusivamente a la venta de productos latinos. Uno de los más antiguos localizado en el corazón de Madrid, en Plaza de España, es el supermercado Intertropico. Este pequeño supermercado está abierto desde el año 2000 y cuenta con un alto despliegue de productos de más de 10 países. Pero en general podríamos decir que Madrid está plagado de tiendas de alimentación latina e incluso en algunos supermercados y tiendas de barrio se puede encontrar un espacio dedicado a los productos latinos, que no solo son consumidos por los integrantes de estos países sino también por los españoles.

La oferta cultural latina es también bastante amplia y para todos los gustos. Así como los restaurantes, las discotecas que ofrecen fiestas de ritmos latinos son muchas. Se puede encontrar una zona dedicada enteramente a lo que se conoce como “la fiesta latina”, llamada la cubierta de Leganés, al sur de Madrid. Allí no solo la gente de países latinoamericanos va a bailar, sino también otros extranjeros que viven en Madrid y por supuesto los españoles. Aunque este tipo de fiestas son tal vez las más conocida, existen opciones alternativas que permiten conocer la música tradicional de Latinoamérica.

Una de las alternativas más recomendables es Guacamayo Tropical. Con una trayectoria de 4 años se ha dedicado a hacer fiestas, en el centro de Madrid, para dar a conocer los ritmos tradicionales de Latinoamérica tales como la cumbia, la salsa, la champeta o el merengue, entre otros. Este colectivo se ha dedicado también a traer a diversos artistas en concierto, ganándose así el reconocimiento de transformar el concepto de fiesta latina en Madrid.

La integración de la inmigración latina en España ha sido un proceso que ha evolucionado a través de los años. Actualmente los latinos que viven en Madrid se han encargado de hacer de esta ciudad su casa y muchos de ellos forman parte de iniciativas y propuestas para la mejora de la ciudad. Sin duda, el intercambio de culturas que resulta de la inmigración es algo que acorta distancias y enriquece la sociedad.

¡Léeme este artículo!

2000 fue el año en que empezaron a llegar los inmigrantes latinos a España. Toda la gente que llegó por esa época venía de países como Colombia, Ecuador y Perú, entre otros. La situación económica y la oferta laboral era mucho mejor que la actual, por lo que estas personas se movilizaron a la capital española y a otras ciudades de la península en busca de una mejor calidad de vida para ellos y sus familias. Al inicio la mayoría de inmigrantes (que, por cierto, eran mujeres), venían solos. Sus familias llegaron más tarde, por eso la comunidad de latinoamericanos creció de manera considerable.

Actualmente, la comunidad latina representa casi el 30% de la población extranjera en España, aunque ha disminuido mucho desde el 2011 debido a la crisis económica. Sin embargo el porcentaje de latinos, por lo menos en Madrid, es todavía bastante alto.

Según la subdirección general de estadística, los ecuatorianos lideran la lista de latinos en Madrid, seguidos de los bolivianos, colombianos, paraguayos, peruanos y venezolanos. Aunque también se puede encontrar un alto número de habitantes de Brasil, Chile, Cuba, Honduras, México y Nicaragua. Estas nacionalidades están repartidas por todo Madrid, pero viven principalmente en los barrios de Oporto, Carabanchel, Usera y las localidades del sur.

Como es fácil de imaginar, la inmigración ha querido traer un poco de sus lugares de origen a Madrid, por lo que podemos encontrar una amplia oferta cultural y gastronómica en la cuidad. Es muy fácil encontrar en cualquier rincón de la cuidad restaurantes, bares y cafeterías donde se pueden probar los sabores de Latinoamérica. Pero hay también muchos supermercados dedicados exclusivamente a la venta de productos latinos. Uno de los más antiguos localizado en el corazón de Madrid, en Plaza de España, es el supermercado Intertropico. Este pequeño supermercado está abierto desde el año 2000 y tiene productos de más de 10 países. Pero en general podríamos decir que Madrid tiene muchas tiendas de alimentación latina e incluso en algunos supermercados y tiendas de barrio se puede encontrar un espacio dedicado a los productos latinos, que también compran muchos españoles.

La oferta cultural latina es también bastante amplia y para todos los gustos. Se puede encontrar una zona dedicada a lo que se conoce como “la fiesta latina”, llamada la cubierta de Leganés, al sur de Madrid. Allí no solo la gente de países latinoamericanos va a bailar, sino también otros extranjeros y por supuesto los españoles. Aunque este tipo de fiestas son las más conocida, existen opciones alternativas que permiten conocer la música tradicional de Latinoamérica.

Una de las alternativas más recomendables es Guacamayo Tropical. Con una trayectoria de 4 años se ha dedicado a hacer fiestas, en el centro de Madrid, para dar a conocer la cumbia, la salsa, la champeta o el merengue, entre otros. Este colectivo ha traído a diversos artistas en concierto y se ha ganado el reconocimiento de transformar el concepto de fiesta latina en Madrid.

La integración de la inmigración latina en España ha sido un proceso que ha evolucionado a través de los años. Actualmente los latinos que viven en Madrid se sienten en casa y muchos de ellos forman parte de iniciativas y propuestas para la mejora de la ciudad. Sin duda, el intercambio de culturas que resulta de la inmigración es algo que acorta distancias y enriquece la sociedad.

¡Léeme este artículo!

Quiz: Latinos en Madrid

¿Has entendido bien el artículo?

¡Compruébalo ahora! El nivel de este cuestionario es intermedio.