Juan Rulfo es un escritor mexicano que nació en 1917 y creció en Jalisco. Rulfo tuvo una vida muy dura porque vivió la Revolución Cristera (1926-1929), es decir, la lucha armada entre la Iglesia Católica y el Estado Mexicano. Aunque escribió poco, lo hizo tan bien que actualmente es reconocido como uno de los autores más grandes de la literatura hispanoamericana del siglo XX. Su obra es breve pero muy intensa.

Su obra más importante es El Llano en Llamas, una recopilación de cuentos en los que el autor describe el sur de Jalisco durante la época posterior a la Revolución Mexicana. En su libro se describe a la gente del pueblo, las situaciones y dramas cotidianos de la vida del campo.

El escritor nos muestra una tierra de geografías muy hostiles. De hecho, este es el tema principal de sus historias: una tierra empobrecida y saqueada. En su descripción de una región casi desértica, refleja las angustias de una sociedad rural de campesinos y los obstáculos de la naturaleza.

A través de los diferentes cuentos, podemos ver una fuerte crítica a la Revolución Mexicana, que no resolvió los problemas agrarios. Los personajes sufren las injusticias que el gobierno comete contra ellos, con la resignación de alguien que no cree que la vida puede ser de otra manera. También las autoridades religiosas son criticadas por Juan Rulfo en sus cuentos, ya que estas autoridades no apoyan a los más necesitados. El autor demuestra que la religión no puede salvar al pueblo mexicano.

Otra característica de los cuentos de este autor son los constantes silencios de sus personajes.  Nos describe a una sociedad con un carácter huraño y de pocas palabras. En los cuentos los diálogos son casi inexistentes y en su mayoría son solo monólogos o hay una comunicación muy básica y primitiva. Esto nos sugiere que los personajes se sienten muy solos.

El cuento titulado El Llano en Llamas le da nombre al libro. En esta historia se describe un poco la Revolución Mexicana. Aparecen los federales al mando del personaje de nombre Petronilo Flores, que se enfrentan con un grupo rebelde, entre los que está el narrador a quien llaman El Pichón. Con este pintoresco personaje el autor pretende mostrar al típico revolucionario popular, que lucha sin saber por qué. Describe la imagen del revolucionario que lucha por inercia, que no tiene convicciones políticas pero sigue ciegamente a su líder, sin cuestionarse en ningún momento el porqué de sus acciones ni las posibles consecuencias. Para él la vida ya perdió el valor de tanto matar y ver morir, y lo más angustiante es que este personaje tragicómico no ve posible un cambio en su vida o en la de sus descendientes.

La obra de Juan Rulfo es,  por un lado, una típica literatura realista que trata temas como la violencia, la injusticia social, los problemas agrarios de la época, pero también nos muestra grandes innovaciones narrativas para su época. Por ejemplo, fragmenta las historias e intercala los tiempos y logra envolver al lector en una atmósfera y sentimientos característicos de un lugar y una época de México.

 

Autor: Juan Rulfo
Título: El Llano en Llamas
Editorial: Fondo de Cultura Económica
México , 1985 2° Edición
191 páginas

 

¡Léeme este artículo!

Más artículos de esta edición

Photo by Robert Agthe

COMPÁRTELO
Artículo anteriorMúsica: los mariachis
Siguiente artículoLa gastronomía de Jalisco
Janet López Arzate
Janet López Arzate es mexicana, nació en julio de 1983 en la Ciudad de México donde vivió hasta los 19 años cuando se fue al estado de Veracruz, donde se enamoró de la naturaleza, los ríos y la vida nómada. Por los siguientes siete años, Janet viajó a través de varios países del continente americano practicando el kayak de río, una de sus pasiones. Actualmente reside en Mazunte, en la Costa de Oaxaca, donde aún se dedica al kayak, es profesora de español y también trabaja en la radio comunitaria de su localidad.