9788467033502Ramón María del Valle-Inclán (1866-1936) fue un célebre escritor español procedente de Galicia. Escribió una obra muy extensa y variada: teatro, poesía, novela, ensayo, crónicas… Fue uno de los representantes más destacados del modernismo español y creó numerosas sátiras de la sociedad española de la época.

Aunque a veces se lo incluye entre los escritores de la Generación del 98, su prosa encaja mejor con la etiqueta de modernista por su preocupación estética. Valle-Inclán también es conocido por ser el creador del esperpento, un tipo de pieza teatral con personajes grotescos donde se hace una crítica social. La obra más famosa de este género es Luces de bohemia.

El modernismo fue una corriente literaria surgida entre 1880 y 1920. Su principal característica es el refinamiento estético, que recupera temas del romanticismo. Otros recursos son el exotismo, la descripción sensorial y la voluntad de evasión de la realidad. Esta corriente no aparece solo en España y Latinoamérica, sino que es una tendencia generalizada en Occidente al final del siglo XIX relacionada con la crisis de los valores burgueses.

Sonata de otoño apareció publicada como libro en 1902, pero se publicó en el periódico Los Lunes del Imparcial unos años antes. La historia cuenta los últimos días de Concha, una antigua amante del Marqués de Bradomín. Esta escribe una carta al marqués: es una invitación para visitarla cuanto antes a su palacio, ya que está segura de que va a morir. Aunque cuando llega el marqués la salud de Concha mejora, poco tiempo después vuelve a recaer en su enfermedad y finalmente muere.

La historia sucede en otoño, como indica el título. El otoño es uno de los símbolos preferidos del modernismo, pues sirve de soporte estético y está relacionado con la decadencia y la muerte, así que expresa ese desencanto romántico que reina a finales del siglo XIX. No es necesario ser un intelectual para darse cuenta del paralelismo que Valle-Inclán hace entre la caída de la hoja y el mal tiempo con la agonía de Concha.

La obra se ha interpretado como una parodia de los gustos de la época: las perversiones sexuales (casi se habla de necrofilia en sus amores con Concha), el sacrilegio, el deleite en la enfermedad… Y es cierto que la narración en primera persona del mismo Marqués de Bradomín puede resultar irónica por el exceso de adorno.

Las Sonatas fueron las obras que más éxito tuvieron en vida de su autor. Aunque aparecieron de forma separada, las sonatas de otoño, invierno, primavera y estío forman juntas una obra que cuenta episodios distintos de la vida de este Don Juan decadente.

La Sonata de otoño es una representación máxima del modernismo de habla hispana y de la obra del autor gallego Valle-Inclán (su nombre verdadero era Ramón Valle y Peña). Contiene un buen número de tópicos finiseculares y además hace uso del valor metafórico del otoño, una estación siempre relacionada con el final de un ciclo, en este caso, de la vida.

Con el alma cubierta de recuerdos, penetré bajo la oscura avenida de castaños cubierta de hojas secas.”

“Quedó la tarde en esa luz otoñal y triste que parece llena de alma.”

“Las ramas desnudas de los árboles rozaban los vidrios emplomados de las ventanas.”

 

 

Autor: Ramón María del Valle-Inclán
Páginas: 224 (con Sonata de invierno)
Editorial: Espasa

¡Léeme este artículo!

Más artículos de esta edición

COMPÁRTELO
Artículo anteriorViajes otoñales por España
Siguiente artículoPelícula: Un otoño sin Berlín
Irene Jové
Irene Jové (Barcelona, 1981) es licenciada en Filología Hispánica y ha estudiado también un máster en Traducción Literaria. Ha trabajado como correctora, lingüista computacional y traductora. Ha publicado un libro de poesía en español (El sol horizontal, Madrid, Torremozas, 2014) y prepara otro en catalán. Actualmente vive en Berlín, donde sigue trabajando por su cuenta para distintas editoriales y agencias de publicidad.