Photo by Cargolins
Photo by Cargolins

En Cataluña existen muchas tradiciones en el ámbito cultural y uno de sus referentes a nivel mundial son los castellers. Un Castell (castillo, en catalán) es una torre humana de varios pisos de altura que se representa en las plazas de los municipios catalanes y en el que sus participantes se denominan castellers. La formación de los castells puede ser diversa en función de la altura y el número de participantes que la crean. La agrupación de participantes se forma bajo la denominada colla castellera.

En un castell participan hombres y mujeres de todas las edades y complexiones físicas y, en relación a estas, se sitúan en una parte u otra de la construcción. De hecho, el castell se divide en diferentes partes que principalmente son: el castell como construcción vertical y la pinya que es la agrupación de gente en la parte inferior que sujeta la estructura.

Normalmente, los castellers van acompañados por el sonido de las grallas, unos instrumentos tradicionales de viento de lengüeta doble de la familia del oboe que tiene un sonido muy característico y que en Cataluña se relaciona directamente con la práctica de los castells. Hay una serie de piezas musicales que siempre acompañan estas actuaciones, que se representan con grallas y también por los timbales.

De las primeras construcciones a la actualidad

Esta tradición nació en las comarcas del Campo de Tarragona hace más de doscientos años con las primeras referencias escritas en el siglo XVIII, según la Gran Enciclopedia Catalana. No obstante, más adelante, fue extendiéndose hacia el Penedés y durante el siglo XX por toda Cataluña.

Las primeras colles fueron las dos de Valls, conocidas actualmente como la Colla Vella dels Xiquets de Valls y la Colla Jove dels Xiquets de Valls. A continuación, surgieron las dos principales de la ciudad de Tarragona, que en un principio se llamaban Colla dels Pagesos y Colla dels Pescadors pero que con el paso del tiempo han cambiado de nombre. Y, más adelante, surgieron más colles en Vilafranca del Penedés y otros municipios catalanes.

La tradición en la ciudad de Tarragona

La actividad de los castells es todavía hoy en día muy importante en la ciudad de Tarragona. Actualmente existen cuatro colles castelleres y cada dos años se celebra dos veces el Concurso de Castells, una actuación de las mejores colles de Cataluña donde se puntúan los castells según su dificultad.

Este certamen se celebra el primer fin de semana de octubre de los años pares y participan 30 colles castelleres. Es un espectáculo muy reconocido y ha sido declarado Patrimonio Cultural e Inmaterial de la Humanidad por la Unesco. Cada dos años se reúnen unas 7.000 personas para disfrutar de esta celebración popular que cuenta con una gran cobertura mediática catalana y cada vez más internacional. El primer Concurso de Castells fue en 1932 y este año 2016 vuelve a tener cita en la capital de Tarragona.

Además, la ciudad de Tarragona también acoge otros certámenes de castellers coincidiendo con la Fiesta Mayor de la ciudad donde participan las dos mejores colles de la ciudad; la de los Xiquets de Tarragona y la Colla Jove Xiquets de Tarragona.

La colla de los Xiquets de Tarragona es la más antigua, fundada en 1970, luego surgió la Colla Jove Xiquets de Tarragona (1979), después la Colla dels Xiquets del Serrallo (1988)  y por último los Castellers de Sant Pere i Sant Pau (1990).

Las torres más espectaculares

La denominación de cada castell se da en relación al número de pilares de cada nivel y el número total de pisos. Es decir, si un castell está formado por cuatro pilares y tiene nueve pisos se denominará: cuatro de nueve.

Además, en la parte inferior se concentran muchos castellers para sujetar el pilar en una agrupación denominada: pinya. Si se necesita una segunda pinya encima de la primera para tener más estabilidad, esta se va a llamar folre y se deberá indicar en el nombre como por ejemplo: cuatro de nueve con folre. Y, si se requiere otra pinya más, esta se llamará manilles y se sumará al final del nombre del castell, como por ejemplo: cuatro de nueve con folre y manilles.

En la parte superior siempre hay la misma estructura de tres pisos: un piso con dos castellers, uno con el acotxador, que suele ser el más pequeño de los castellers, y finalmente la enxaneta quien en la parte más alta del castell levanta el brazo, como símbolo de que se ha cargado el castell.

Los castells de nueve pisos están a la mano de las mejores colles, de entre las cuales se encuentran las dos colles de Tarragona, y los de diez se ven muy poco. De hecho, solo se han descargado dos en toda la historia. Uno de ellos, fue en el año 2015, por la colla dels Minyons de Terrassa, con un “quatre de deu amb folre i manilles” (cuatro de diez con folre y manilles). La Colla Vella dels Xiquets de Valls también lo consiguieron un año después.

La indumentaria de los castellers

Los castellers visten unas ropas típicas de la tradición que, además de identificarlos, se ajusta a la movilidad que necesitan los participantes. Normalmente visten pantalón blanco, una faixa (faja, en catalán, una tela negra envuelta alrededor de la cintura), una camisa y un pañuelo rojo en la cabeza. La identificación específica de cada colla castellera va relacionada con el color de la camisa de sus participantes. En el caso de Tarragona las dos principales colles se distinguen porque la de los Xiquets va con una camisa a rayas de color blanco y rojo y la Colla Jove llevan una camisa lila.

¡Léeme este artículo!

Más artículos de esta edición

Quiz: Los castellers de Tarragona

¿Has entendido bien el artículo?

¡Compruébalo ahora! El nivel de este cuestionario es principiante.

Más artículos con Quiz

Agua cara siempre es mala

Beber agua del grifo en Barcelona es un infierno. Sabe mal, no es transparente, tiene mucha cal y no sacia la sed. No es...

El mundo tiene sed

Mientras me documentaba para escribir este artículo, nos quedamos sin agua en el bloque de pisos donde vivo. Antes de ir a dormir observé...

El agua y la religión

Para cuidar bien a un animalito solo tienes que hacer dos cosas: asegurarte de que tiene comida y asegurarte de que tiene bebida. Todo...
COMPÁRTELO
Artículo anteriorMúsica de tarragona: tradición y fiesta
Siguiente artículoGuía de viaje: Tarragona
Ia Bonet
Ia Bonet estudió Periodismo y actualmente se encuentra ampliando conocimientos con el grado de Historia del Arte. Barcelonina de toda la vida, viajera y con un carácter extrovertido y social es una apasionada de la comunicación y la cultura. Ha colaborado puntualmente con diferentes medios de carácter local así como en diferentes ramas de la profesión periodística. Su meta es compartir su pasión hacia la cultura y el arte por todas las vías posibles.