Los mercados conviven desde hace poco con los mercadillos de ropa de segunda mano, animados por la recesión económica.

La tradición de mercados y mercadillos en Barcelona y en Cataluña está muy enraizada. Los mercados fijos como la Boqueria o El Ninot ya son referentes turísticos, pero los ambulantes tienen una gran afluencia de visitantes autóctonos. Cada domingo hay mercadillos de ropa y comida fresca en las calles de los pueblos. Esta tradición estaba más centrada en la comida que no en la ropa o en objetos como muebles o libros. Desde el inicio de la crisis, los mercadillos dominicales conviven con los mercadillos de ropa vintage y objetos antiguos, entre otras propuestas más variopintas.

Photo by Daniel García Peris
Photo by Daniel García Peris

Un mercado con siglos de historia

Uno de los mercados más emblemáticos de Barcelona es el de Els Encants. En este mercadillo, que desde 1928 y hasta principios del 2014 había ocupado el solar del final de la calle Dos de Maig, es uno de los mercados más antiguos de Europa: existe desde el siglo XIV.

Es un espacio para vendedores de piezas de segunda mano y coleccionistas donde se puede encontrar productos que se alejan de los canales convencionales. Los vendedores de este mercado se dedican a vaciar casas antiguas y a vender los muebles y objetos personales más llenos de historia de la ciudad de Barcelona. Actualmente el mercado está ubicado en un nuevo espacio de 35.000 metros cuadrados y más de 300 puestos bajo una reluciente cubierta del arquitecto Fermín Vázquez.

En cuanto alguien se introduzca en el ambiente de Els Encants puede encontrar sillones victorianos, muebles de caoba modernistas, libros antiguos, descatalogados, armas viejas, ropa vintage y todo lo imaginable. Los vendedores gritan e intentan vender y regatear a los compradores. Se pueden encontrar gangas increíbles y objetos inauditos. Todo el género proviene de pisos antiguos vaciados o negocios que han cerrado, por lo tanto, visitar Els Encants es también, visitar la historia y el pasado mas cotidiano de Barcelona.

Photo by sitamet
Photo by sitamet

Libros a un euro

Otro de los mercados ‘fijos’ más conocidos de Barcelona es el mercado dominical de Sant Antoni. Alrededor del conocido mercado del barrio barcelonés de Sant Antoni se reúnen el domingo por la mañana centenares de pequeños puestos de libros, coleccionistas, videojuegos, artículos de segunda mano y familias que rebuscan entre los estrechos pasillos del mercadillo.

Los amantes de los libros y los cómics disfrutan como niños pequeños. El mercado dominical de Sant Antoni se caracteriza por la gran cantidad de libros antiguos y nuevos, mangas, comics, TBO’s, viejos o nuevos.

Mercadillos vintage

La moda europea de los mercadillos de segunda mano y vintage también ha llegado con fuerza a la ciudad condal. Sobre todo con la irrupción de la crisis, pues comprar algo de segunda mano es infinitamente más barato que comprarlo nuevo. Mercadillos como el On the garage, el Flea Market, el Lost&Found, El rastro de la virgen, Demanoenmano o el Down Town Market se celebran periódicamente en Barcelona. Se han popularizado tanto y han crecido tanto que incluso Estrella Damm, la marca de cerveza más conocida de Barcelona, patrocina alguno de ellos.

Han crecido impulsados por las redes sociales y las ganas de salir de los circuitos habituales del consumo. La concienciación de los ciudadanos también ha ayudado a aupar estas iniciativas: la cultura del reciclaje, la reducción del consumo y sobre todo la reutilización explican el éxito de estos mercadillos.

Rec.0 Igualada

No obstante también han crecido en número los mercadillos vintage o alternativos dirigidos a los públicos más variopintos.

Uno de los que más ha crecido y este año ha celebrado su edición número 13 es el Rec.0 de Igualada, un festival de tiendas efímeras que se celebra en la capital de la comarca de la Anoia. Esta iniciativa nació para revitalizar un barrio deprimido de la ciudad, el Rec. Invitaron a centenares de marcas a instalar pop up stores en las antiguas fábricas de piel del barrio durante un fin de semana. El éxito fue tal que incluso el ayuntamiento de la ciudad pidió que se repitiera el mercadillo cada año.

We love cats market

We Love Cats MarketPero no sólo hay mercadillos de ropa nueva o vintage. En Barcelona nació una iniciativa curiosa que ya llega a su cuarta edición: ‚We Love Cats Market‘, el mercado ‚craft‘ ideado por dos amantes de las cosas hechas a mano, que también son amantes de los gatos.

Y es que este mercado solidario sirve para recaudar fondos para los gatos que no tienen la suerte de vivir en una casa, que han nacido en la calle o han sido abandonados y se merecen una segunda oportunidad.

En su última edición participan artesanos, ceramistas, joyeros, ilustradores y gastronomía con food-trucks.

Precisamente, los food-trucks son unos grandes asiduos de los mercadillos ambulantes y una novedad que ha aparecido recientemente. Estas furgonetas que venden comida en la calle causan furor entre los visitantes de los mercados ambulantes. Hay food-trucks que venden exquisiteces a pie de calle.

Sastrería Moderna

Existe una moda alternativa que se aleja del ‚fast fashion‘ y apuesta por procesos más cuidadosos, personalizados y de lujo. Esto es lo que quiere demostrar Sastreria Moderna, una propuesta de mercadillo impulsada también en Barcelona.

La dinámica es la siguiente: en su mercado podréis probaros ropa, y personalizar ligeramente los tops, sudaderas y pantalones (podréis escoger los tejidos y colores de algunos modelos), además de compartir experiencias con la diseñadora, etc., pero ya advierten que saldréis allí con las manos vacías, de modo que unos días más tarde recibiréis en casa vuestro pedido.

Moda sostenible

El BCN Ethical Fashion Fest (BEEF), el festival promovido por la asociación Moda Sostenible Barcelona. Los objetivos de la iniciativa son claros; se trata de ofrecer alternativas a los consumidores amantes de la moda, apostando por diseñadores que están comprometidos con la sostenibilidad, la ética social y laboral, los materiales y los oficios tradicionales, y que realizan colecciones que se alejan de los estándares habituales . En cada edición de este mercadillo se reúnen una cuarentena de marcas. Además, el festival también incluye desfiles y mesas redondas ‚para (des) vestir la moda‘.

Aquí podéis ver un vídeo del mercadillo de We love cats market

¡Léeme este artículo!

Más artículos de esta edición

Mercadillos medievales

Perú Independiente

La tradición de mercados y mercadillos en Barcelona y en Cataluña es muy antigua. Los mercados fijos como la Boquería o El Ninot son muy conocidos por los turistas, pero los mercados ambulantes reciben a muchos visitantes locales. Cada domingo, hay mercadillos de ropa y comida fresca en las calles de los pueblos. Antes, esta tradición estaba más centrada en la comida pero desde el inicio de la crisis, los mercadillos dominicales conviven con los mercadillos de ropa vintage y objetos antiguos.

Un mercado con siglos de historia

Uno de los mercados más simbólicos de Barcelona es el de Els Encants. Este mercadillo es uno de los mercados más antiguos de Europa: existe desde el siglo XIV. Desde 1928 y hasta principios del 2014 se encontraba al final de la calle Dos de Maig. Actualmente, el mercado está en un nuevo espacio de 35.000 metros cuadrados y más de 300 puestos bajo una cubierta del arquitecto Fermín Vázquez.

Es un espacio para vendedores de piezas de segunda mano y coleccionistas. Los vendedores de este mercado vacían casas antiguas y venden los muebles y objetos personales, llenos de historia de Barcelona. Al entrar en Els Encants, se pueden encontrar sillones victorianos, muebles modernistas, libros antiguos, armas viejas, ropa vintage y todo lo imaginable.

Libros a un euro

Otro de los mercados ‘fijos’ más conocidos de Barcelona es el mercado de Sant Antoni. Alrededor de este conocido mercado, el domingo por la mañana se reúnen centenares de pequeños puestos de libros, coleccionistas, videojuegos, artículos de segunda mano y familias que rebuscan entre los estrechos pasillos del mercadillo. Aquí, los amantes de los libros y los cómics disfrutan como niños pequeños.

Mercadillos vintage

La moda europea de los mercadillos de segunda mano y vintage también ha llegado con fuerza a Barcelona. Sobre todo con la crisis, porque comprar algo de segunda mano es mucho más barato que comprarlo nuevo. Mercadillos como el On the garage, el Flea Market, el Lost&Found, El rastro de la virgen, Demanoenmano o el Down Town Market se celebran periódicamente en Barcelona. Son tan populares y han crecido tanto que incluso Estrella Damm, la marca de cerveza más conocida de Barcelona, patrocina alguno de ellos.

Las redes sociales y la concienciación ciudadana también ayudan a impulsar estas iniciativas.

Rec.0 Igualada

Esta iniciativa nace para revitalizar un barrio deprimido de la ciudad de Igualada, el Rec. Durante un fin de semana, centenares de marcas instalan pop up stores en las antiguas fábricas de piel del barrio. Tiene tanto éxito que este año ha celebrado su 13ª edición. 

We love cats market

En Barcelona ha nacido otra iniciativa curiosa: ‚We Love Cats Market‘, el mercado ‚craft‘ creado por dos amantes de las cosas hechas a mano y también de los gatos. Este mercado solidario recauda fondos para los gatos que no tienen una casa y merecen una segunda oportunidad.

En la última edición, han participado artesanos, ceramistas, joyeros, ilustradores y gastronomía con food-trucks. Estas furgonetas venden comida en la calle y tienen mucho éxito entre los visitantes de los mercadillos.

Sastrería Moderna

Sastrería Moderna es un mercadillo de moda alternativa. Es una apuesta por procesos más cuidadosos, personalizados y de lujo, lejos del ‚fast fashion‘.

La dinámica es la siguiente: puedes probarte la ropa y personalizar un poco los tops, sudaderas y pantalones (puedes escoger los tejidos y colores). Además, puedes compartir experiencias con los diseñadores. Pero vas a salir del mercado con las manos vacías y después de unos días, el pedido llega a tu casa.

Moda sostenible

El BCN Ethical Fashion Fest (BEEF) es el festival organizado por la asociación Moda Sostenible Barcelona. Los objetivos son claros: dar alternativas a los consumidores de moda y apoyar a los diseñadores comprometidos con la sostenibilidad, la ética social y laboral, y los materiales y los oficios tradicionales. En cada edición se reúnen unas cuarenta marcas. Además, el festival también incluye desfiles y mesas redondas.

¡Léeme este artículo!

Más artículos para principiantes

Quiz: Mercadillos, una práctica impulsada por la crisis

¿Has entendido bien el artículo?

¡Compruébalo ahora! El nivel de este cuestionario es intermedio.

Más artículos con Quiz

Agua cara siempre es mala

Beber agua del grifo en Barcelona es un infierno. Sabe mal, no es transparente, tiene mucha cal y no sacia la sed. No es...

El mundo tiene sed

Mientras me documentaba para escribir este artículo, nos quedamos sin agua en el bloque de pisos donde vivo. Antes de ir a dormir observé...

El agua y la religión

Para cuidar bien a un animalito solo tienes que hacer dos cosas: asegurarte de que tiene comida y asegurarte de que tiene bebida. Todo...
COMPÁRTELO
Artículo anteriorEsta semana en MundoBonito: ¡vamos de mercadillos!
Siguiente artículoPerú Independiente
Aiats Agustí
Aiats Agustí es licenciado en Periodismo por la Universitat Autònoma de Barcelona y ha cursado un año a la Freie Universität zu Berlin, donde vivió durante un año. Se ha formado colaborando en Radio4 como corresponsal y ha sido redactor en el web de La Vanguardia. También ha trabajado en la delegación alemana de Feria de Barcelona en Tübingen. Actualmente cursa el Máster de análisis del entorno económico en la Universitat Oberta de Catalunya y es redactor de VIAempresa.