La música en valenciano y sus grupos musicales viven uno de sus mejores momentos. Cada vez hay más gente interesada en las canciones escritas en valenciano, más conciertos y más cantidad y calidad de producción. Ahora el público puede elegir entre un amplio abanico de estilos musicales, no solo ska, rock y música de autor, sino desde folk o blues hasta electrónica e incluso hip-hop.

Sin embargo, la música en valenciano no siempre ha tenido tanto éxito. Sus inicios, en los años 70, no fueron fáciles. Las canciones en valenciano buscaban potenciar el uso de la lengua. Sus letras hablaban de la lucha social y política en una época marcada por el Franquismo. Era el momento de la música de autor que lucha desde la canción, como Raimon, uno de los artistas valencianos más reconocidos. En aquellos años, el público era menor y muy específico. Además, poca industria musical creía en la canción como instrumento de normalización de la lengua y la cultura valencianas.

Obrint Pas es uno de los grupos que nació, años después, de las letras con denuncia social y defensa de la cultura y lengua valenciana. El grupo se formó en la década de los 90 y hoy en día es uno de los claros referentes de la música en valenciano. Su música es una fusión de ska, rock y punk con melodías e instrumentos típicos de la zona. A través de las canciones, el grupo cuenta la historia de la Comunidad Valenciana de los últimos años a nivel político, social y cultural.

A pesar del éxito musical de grupos como Obrint Pas, a principios del nuevo milenio aún quedaba mucho camino por recorrer. Por un lado, la falta de visibilidad en las radios y televisiones públicas dificultaba la normalización de la música en valenciano. Por otro lado, mucha gente se preguntaba: ¿Por qué cantar en valenciano?, cuando la pregunta debería ser: ¿Por qué no cantar en valenciano? Si muchos valencianos hablaban y amaban en valenciano, ¿por qué no cantar en esta misma lengua? Años más tarde, una de las claves que explica el incremento de la música en valenciano es la educación. Gracias a la enseñanza en valenciano los jóvenes cantan en su propia lengua y lo consideran algo común y normal.

De esta normalización, nacieron nuevos grupos de jóvenes valencianos que cantaban en su propia lengua, como La Gossa Sorda, Zoo y Aspencat. Estos son algunos de los muchos grupos que usan el valenciano en sus canciones y con ellas han llegado al resto de España. Ocurre lo mismo con cantautores como Feliu Ventura o Pau Alabajos. Los conciertos y eventos que se celebran actualmente también han ayudado a la normalización y diversidad de la música en valenciano. Por ejemplo, uno de los más conocidos en la Comunidad Valenciana es el festival Aplec dels Ports que se celebrará los próximos 29, 30 y 31 de julio en el pueblo de Villores y que cuenta con los artistas valencianos de más influencia actual.

Una de mis canciones favoritas en valenciano es “L’amor fora de mapa” (El amor fuera de mapa, en catalán-valenciano) de Mieria Vives y Borja Penalba, publicada este año. La canción musicaliza los poemas de la última novela del catalán Roc Casagran, también titulada “L’amor fora de mapa”. Tanto la canción como el libro son un viaje emocional y sentimental a través de la música y la literatura. Por lo tanto, quedan atrás las letras políticas y la lucha de sus inicios para hablar de temas cotidianos. Este es el mayor secreto del boom de la música en valenciano actual. Aquí os dejo una muestra, ¡espero que os guste!

¡Léeme este artículo!

Más artículos de esta edición

COMPÁRTELO
Artículo anteriorPersonaje: Calatrava
Siguiente artículoGuía de viaje: Valencia
Marta Villar
Marta Villar es una periodista curiosa y viajera de Barcelona. Es adicta a todo tipo de literatura y trabaja como traductora y editora autónoma, aunque sueña con un chiringuito en cualquier playa de Latinoamérica. Allí llevaría sus escritos, mojitos y ganas de bailar.