Cataluña es un destino recurrente para grabaciones cinematográficas de todo tipo. Más allá de su capital, Barcelona, hay otras ciudades que se han convertido en plató de cine o televisión, como Hospitalet de Llobregat o el caso de Girona, uno de los últimos  escenarios de la exitosa serie Juego de Tronos. Pero, curiosamente, Tarragona supera a Girona en número de rodajes que llenan sus calles y paisajes.

Y hoy os quiero hablar de una película también rodada en Tarragona: Hijo de Caín, el primer largometraje de Jesús Monllaó Plana.

El film es un thriller psicológico basado en la novela del escritor y psicólogo Ignacio García-Valiño, llamada Querido Caín.

El argumento trata sobre Nico, un adolescente con una inteligencia fuera de lo normal pero con problemas para socializarse; y tiene una única obsesión: jugar al ajedrez. Sus padres, Coral y Carlos, tienen problemas matrimoniales a causa de las continuas discusiones sobre su hijo, por el que están muy preocupados. Los episodios peculiares de Nico (algunos casi violentos) alarman definitivamente a sus padres y por ello buscan y contratan a Julio Beltrán, un psicólogo especializado en niños.

Julio y Nico comparten la misma afición, y a través del ajedrez y la terapia, Julio entra poco a poco en el inquietante mundo de Nico, y descubre también que la familia no es lo que a simple vista aparenta y que esconde algo oscuro.

Esta película nos habla de los secretos y del mal a través de esta familia que crea una imagen perfecta pero falsa de familia burguesa. Falsa porque, en realidad, esta familia está formada por un padre que solo se interesa por su trabajo de ejecutivo, una madre que aguanta, una hija que parece sufrir abusos y el hijo “raro” con episodios de violencia.

La película fue muy bien recibida en el Festival de Málaga pero despertó diversas controversias. El hijo de Caín cuenta con buenos actores: José Coronado (Carlos) es uno de los actores más asentados de España actualmente, Manrique (Julio) es un actor y director teatral importantísimo en Cataluña, y el trabajo del joven David Solans (Nico) recibió buenas críticas. También hay un trabajo de realización muy bien hecho pero, entre otras cosas, por la historia que narra, a la película le falta tensión e inquietud. No consigue crear el ambiente perturbador que busca.

 

Ficha técnica

Año: 2013
Género: thriller psicológico
Duración: 90 minutos
Dirección: Jesús Monllaó Plana
Guion: Sergio Barrejón, David Victori
Protagonistas: Nico (David Solans), Julio (Julio Manrique), Carlos (José Coronado), Coral (Maria Molins).

 

Tráiler de Hijo de Caín

¡Léeme este artículo!

Más artículos de esta edición

Photo by Juanedc

COMPÁRTELO
Artículo anteriorLibro: Virginia no ha muerto
Siguiente artículoAntes de apagar la luz
Sara da Pena
Nació en Barcelona y vive en el barrio del Raval. Es redactora y lleva las redes sociales en un programa literario de tele. Además, una vez al mes reúne a editores y escritores en un Taller de Lectura. Es adicta a las películas y las series, y jamás lee un argumento antes de verlas.