El nombre de Fernando Trueba (Madrid, 1955) está, sin duda, entre los más respetados y valorados del cine español. Aunque estudió Ciencias de la Información y se inició como crítico de cine, ha acabado siendo uno de los directores de cine más importantes del panorama español.

Actualmente tiene a sus espaldas una carrera sólida con más de una quincena de largometrajes, diez goyas y un Oscar (por Belle Epoque [1992]) bajo el brazo, entre otros premios.

Trueba es un enamorado del cine, comprometido, crítico, sensible y versátil. Empezando por el cortometraje, ha tocado la comedia (infiel y no mires con quién [1985]), la adaptación de novelas (El embrujo de Shangai [2002]), el documental musical (Calle 54 [2000] o El milagro de Candeal [2004]) o la animación (Chico y Rita [2010]).

También ha sido presidente de la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de España y ha escrito un libro: Mi diccionario de cine (1997).

Y hoy quiero hablaros de su primera película -como su propio título indica-, ambientada en el corazón de Madrid: Ópera prima.

El film se centra en Matías, un periodista de 25 años que se acaba de separar. El joven está deprimido y pasea su pena por la Plaza de la Ópera, donde vive. Pero, tras empezar a convivir con su prima Violeta, una chica de 18 años hippie y apasionada por el violín, empezará a enamorarse de ella. Aunque no tienen nada que ver el uno con el otro, Matías será cada vez más consciente de que Violeta es la mujer de su vida.

La película fue muy aclamada en su momento y se ha convertido en paradigma de la comedia madrileña. Aunque la historia pueda suceder en cualquier ciudad, para cualquier espectador Ópera prima está íntimamente ligada con la capital.

Fue el primer largometraje de Trueba, pero en la película puede apreciarse el cuidado artesanal que puso en ella. El guion coescrito con Óscar Ladoire -que además interpreta a Matías- lleno de diálogos inteligentes y escenas cómicas; la fotografía, realizada por Ángel Luis Fernández, le da un aire anticuado a la película que potencia la calidez y la intimidad de la historia; y el sonido, un elemento esencial para Trueba, tiene una presencia específica en la película pero con discreción, que convive perfectamente con la cantidad de diálogos que hay.

Ópera prima es una película sin pretensiones, auténtica e inteligente. Un fragmento de la realidad que Trueba contempla con sarcasmo y sin filtros. Un film sincero y fresco que, sin necesidad alguna de ningún ojo clínico, nos muestra lo que es la vida.

 

 


Ficha técnica

Año: 1980
Género: Comedia, romance
Duración: 95 minutos
Dirección: Fernando Trueba
Guion: Óscar Ladoire y Fernando Trueba
Fotografía: Ángel Luis Fernández
Protagonistas: Óscar Ladoire, Paula Molina, Antonio Resines

¡Léeme este artículo!

El nombre de Fernando Trueba (Madrid, 1955) está, sin duda, entre los más respetados y valorados del cine español. Estudió Ciencias de la Información, se inició como crítico de cine y actualmente es uno de los directores de cine más importantes del panorama español.

Su carrera profesional es sólida y tiene más de quince largometrajes, diez goyas y un Oscar (por Belle Epoque [1992]), entre otros premios.

Trueba es un enamorado del cine, comprometido, crítico, sensible y versátil. Los formatos de Trueba son diversos. Cuenta con cortometrajes, comedias (Sé infiel y no mires con quién [1985]), la adaptación de novelas (El embrujo de Shangai [2002]), el documental musical (Calle 54 [2000] o El milagro de Candeal [2004]) e incluso la animación (Chico y Rita [2010]).

También ha sido presidente de la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de España y ha escrito un libro: Mi diccionario de cine (1997).

Y hoy quiero hablaros de su primer largometraje, una película ambientada en el corazón de Madrid: Ópera prima.

El film se centra en Matías, un periodista de 25 años recién separado. El joven está deprimido y pasea su pena por la Plaza de la Ópera, donde vive. Pero, tras empezar a convivir con su prima Violeta, una chica de 18 años hippie y apasionada por el violín, empezará a enamorarse de ella.

La película fue muy aclamada en su momento y se ha convertido en paradigma de la comedia madrileña.

El guion coescrito con Óscar Ladoire -que además interpreta a Matías- lleno de diálogos inteligentes y escenas cómicas; la fotografía, realizada por Ángel Luis Fernández, le da un aire antiguo a la película que potencia la calidez y la intimidad de la historia; y el sonido, un elemento esencial para Trueba, tiene una presencia específica en la película pero con discreción, que convive perfectamente con la cantidad de diálogos que hay.

Ópera prima es una película sin pretensiones, auténtica e inteligente. Un fragmento de la realidad que Trueba contempla con sarcasmo y sin filtros. Un film sincero y fresco que nos muestra lo que es la vida.

 

 

Ficha técnica

Año: 1980
Género: Comedia, romance
Duración: 95 minutos
Dirección: Fernando Trueba
Guion: Óscar Ladoire y Fernando Trueba
Fotografía: Ángel Luis Fernández
Protagonistas: Óscar Ladoire, Paula Molina, Antonio Resines

¡Léeme este artículo!

COMPÁRTELO
Artículo anteriorLa gastronomía de Madrid
Siguiente artículoGuía de viaje: Madrid
Sara da Pena
Nació en Barcelona y vive en el barrio del Raval. Es redactora y lleva las redes sociales en un programa literario de tele. Además, una vez al mes reúne a editores y escritores en un Taller de Lectura. Es adicta a las películas y las series, y jamás lee un argumento antes de verlas.