La enseñanza es clave en una sociedad. Además de ser un derecho, es esencial para el crecimiento de una persona. En la gran pantalla hemos visto a varios profesores que se han convertido en personajes míticos del cine: John Keating (Robin Williams) en el Club de los poetas muertos, el protagonista de la impactante Hoy empieza todo, Michelle Pfeiffer en Mentes peligrosas, el maravilloso documental Ser y tener y también podríamos incluir a Truffaut en El pequeño salvaje.

En el cine español también existe esta figura. Para escribir este artículo tenía varias opciones: el profesor de Amanece que no es poco o el maravilloso papel de Fernando Fernán Gómez en La lengua de las mariposas. Pero finalmente preferí quedarme estos dos films para más adelante, porque además de la enseñanza cubren géneros o temas dignos de mención. Y aunque estas dos películas son mucho mejores, al final quise hablar de Vivir es fácil con los ojos cerrados.

Esta es la última película de David Trueba. Este cineasta español es mejor escritor (aprovecho para recomendaros su novela Cuatro amigos) que director de cine. A pesar de eso, ya tiene a sus espaldas casi una decena de películas, y, a mi gusto, ninguna de ellas especialmente buena, pero merece la pena verlas todas.

Trueba hace un cine amable, con guiones sensibles, nada tontos, con cierto gusto en su realización y con historias bonitas.

En este caso nos sitúa a mediados de los años sesenta para hablarnos de Antonio. Un profesor muy especial fan de The Beatles. Antonio utiliza las canciones del grupo para enseñar inglés. De ahí el título de la película, una frase de la conocida canción Strawberry Fields Forever. Antonio se entera un día de que John Lennon, su ídolo, está rodando una película antibelicista en Almería y decide ir allí a conocerlo. Durante el viaje, se encuentra con Juanjo, un adolescente que se ha fugado de su casa, y con Belén una chica de 21, que también está escapando de algo.

Una road movie cautivadora en la que Trueba quiere hablar de la libertad y los sueños, y en la que los personajes, además de encontrar al mítico e inmortal cantante, se encontrarán a ellos mismos.

 

Ficha técnica

Año: 2013
Género: drama, comedia
Duración: 108 minutos
Dirección:  David Trueba
Guion:  David Trueba
Protagonistas: Javier Cámara, Natalia de Molina, Francesc Colomer, Ramón Fontserè, Jorge Sanz, Ariadna Gil, Rogelio Fernández.

¡Léeme este artículo!

Más artículos de esta edición

COMPÁRTELO
Artículo anteriorEl profesor y sus métodos
Siguiente artículoNuestras escuelas favoritas
Sara da Pena
Nació en Barcelona y vive en el barrio del Raval. Es redactora y lleva las redes sociales en un programa literario de tele. Además, una vez al mes reúne a editores y escritores en un Taller de Lectura. Es adicta a las películas y las series, y jamás lee un argumento antes de verlas.