La ración de calamares a la romana es una de las tapas más típicas de la capital. Es una receta simple y sabrosa de anillas de calamar rebozadas y fritas con un poco de zumo de limón. Es común entre los madrileños comer una ración de calamares a la romana los domingos al mediodía, acompañados de una caña y otras tapas. En Madrid es también típico el bocadillo de calamares con salsa de alioli o mayonesa.

Porciones: para cuatro personas

Duración total: 45 minutos

Ingredientes:

  • 250 g de anillas de calamar
  • 2 huevos
  • 100 ml de leche
  • 100 g de harina
  • 1 limón
  • 2 hojas de laurel
  • Aceite de oliva
  • Sal

Pasos a seguir:

  1. Marina las anillas de calamar con el zumo del limón, un poco de aceite y las hojas de laurel. 
Deja reposar unos 30 minutos.
  2. Mientras tanto, prepara el rebozado. Mezcla los huevos con la harina y la leche y remueve 
bien. Añade una pizca de sal.
  3. Una vez pasado el tiempo del marinado, escurre las anillas de calamar para eliminar el líquido 
y retira las hojas de laurel. Reboza las anillas en la mezcla de huevo, harina y leche.
  4. Pon abundante aceite en una sartén. Cuando esté bien caliente, fríe las anillas de calamar hasta 
que estén doradas. ¡Ten cuidado que no se te deshaga el rebozado en la sartén!
  5. Retira las anillas doradas sobre un plato con papel de cocina para que absorba el aceite 
sobrante.
  6. Una vez hayas repetido el proceso con todas las anillas de calamar, sírvelas en un plato con 
unas gotas de limón por encima para darle un toque ácido. ¡Y ya está lista una de las tapas más ricas y conocidas del país!
COMPÁRTELO
Artículo anteriorJoaquín Sabina: el poeta de Madrid
Siguiente artículo¿Cómo es Madrid?
Marta Villar
Marta Villar es una periodista curiosa y viajera de Barcelona. Es adicta a todo tipo de literatura y trabaja como traductora y editora autónoma, aunque sueña con un chiringuito en cualquier playa de Latinoamérica. Allí llevaría sus escritos, mojitos y ganas de bailar.