La crema de verduras es una receta ideal para las cenas de invierno ya que es muy nutritiva, fácil de cocinar, ligera y, por supuesto, caliente. Las verduras, que pueden variar según los gustos personales y la temporada del año, aportan vitaminas y antioxidantes a nuestra dieta y son riquísimas en sabor. Además, esta receta se prepara sin crema de leche así que ¡está libre de lactosa!

Porciones: para dos personas

Duración total: 40 minutos

Ingredientes:

  • 1 puerro
  • 1 calabacín
  • 1 cebolla
  • 1 patata
  • 4 zanahorias
  • 1 litro de caldo de pollo
  • 100 gramos de pechuga de pollo
  • Pimienta negra
  • Aceite de oliva y sal

Pasos a seguir:

  1. Lava y quita la grasa y la piel de la pechuga de pollo.
  2. Rehoga el pollo en una olla con aceite hasta que se dore. Reserva las pechugas en un plato.
  3. Lava todas las verduras y córtalas a dados medianos.
  4. Sofríe las verduras unos 5 minutos con un poco de aceite de oliva, sal y pimienta en la misma olla donde has dorado la pechuga de pollo.
  5. Añade el caldo de pollo hasta cubrir las verduras y déjalo hervir unos 20 minutos.
  6. Incorpora la pechuga de pollo dorada y cuece la mezcla unos 10 minutos más o hasta que las verduras estén casi deshechas.
  7. Retira las verduras y el pollo del fuego y tritura la mezcla con una batidora en la misma olla hasta que tenga una textura cremosa.
  8. Sirve la crema en un plato sopero o en un bol. Puedes decorar el plato con un toque de pimienta negra o roja para darle color. No olvides que es un plato caliente, así que en cuanto lo sirvas ¡ya está listo para comer!
COMPÁRTELO
Artículo anteriorFrío y calor en la nevera global
Siguiente artículoSomos lo que comemos
Marta Villar
Marta Villar es una periodista curiosa y viajera de Barcelona. Es adicta a todo tipo de literatura y trabaja como traductora y editora autónoma, aunque sueña con un chiringuito en cualquier playa de Latinoamérica. Allí llevaría sus escritos, mojitos y ganas de bailar.