Cuando Joan Amengual finalizó su formación como diseñador en Barcelona, la crisis campaba a sus anchas por España. Amengual se había especializado en interiorismo y, precisamente, cuando estalló la burbuja inmobiliaria, muchos despachos de arquitectura y diseño de interiores se fueron a pique. En este contexto Joan volvió a su Mallorca natal, al pueblecito de Pòrtol, dispuesto a cursar un máster en diseño de espacios hoteleros, pero acabó redescubriendo el negocio familiar: la cerámica.

 

¿Cómo se te da la cerámica?

Ahora mucho mejor, he reaprendido. En casa siempre ha estado muy presente este material, es el negocio familiar. Mi madre y su hermana tienen un taller y una tienda en el pueblo. Es un material muy interesante y a la vez muy versátil. Se puede hacer de todo pero tienes que conocerlo bien, tratarlo con cariño y saber usarlo correctamente, porque realmente es difícil hacer buena cerámica.

Has aprendido de las mejores, pues.

Efectivamente. Mi familia lleva más de cien años dedicándose a la cerámica. Mi madre y mi tía son la cuarta generación, y toda la vida se han dedicado a esto y saben mucho lo que hacen y cómo lo hacen. Yo siempre les había insistido en qué teníamos que abrir una tienda en Palma, para acercar el producto a los turistas y locales. Cuando volví a Mallorca, como no encontraba trabajo, decidí hacerlo yo. Pero también quería hacer algo diferente de lo que ellas hacían, introducir el diseño contemporáneo a procesos muy tradicionales.

¿Cuál es el proceso?

Diseñamos y producimos todas nuestras piezas una a una y de principio a fin. Utilizando exclusivamente técnicas tradicionales, torneamos la arcilla para dar forma a delicados objetos que dejamos secar al aire, los decoramos con nuestras manos y los cocemos como lo hacían nuestros antepasados. Yo he añadido detalles, decoración e inspiración, pero el fondo es muy tradicional.

¿Y qué te inspira?

El paisaje, la serenidad, la sencillez, el carácter tranquilo de nuestra tierra y la frescura de nuestro mar. Las piezas están pintadas a mano, una a una y en cierto modo son pruebas de cómo el pincel se desplaza sobre la arcilla. De cómo los materiales se unen siempre con estos principios: mediterraneidad, serenidad y sencillez. Por eso los motivos son líneas, puntos, franjas de colores, degradados, etc. He encontrado inspiración en el mismo material y en la imperfección de este oficio, que es muy sacrificado, duro, dedicado y poco valorado. Por eso las franjas son irregulares e imperfectas, como la propia arcilla, y como el trabajo hecho a mano, no industrializado ni serializado. Una a una.

¿La esencia de Mallorca hecha taza?

Efectivamente, piensa que la tradición de la cerámica en Pòrtol se remonta al siglo XVII. Al fin y al cabo intentamos actualizar y poner en valor un oficio tradicional muy arraigado a la tierra. Además estamos promoviendo la economía de proximidad, justa con las personas y además responsable con el medio ambiente.

No hay nada más natural que la propia tierra.

Eso mismo. Usamos la cerámica más natural que existe, normalmente blanca, pero también usamos arcilla marrón. Usamos el torno y una vez acabada la pieza, se seca, la pintamos y enceramos o barnizamos. Acto seguido va al horno a cocer y ya se puede usar.

¿Qué cacharros creas preferiblemente?

He escogido las formas que más me convencían o creía que podían tener más salida comercial. Eso significa que, como el cliente normalmente es turista, los productos que más salen son tazas, tazones, platitos y cosas que se pueden llevar en la maleta. Pero también hacemos huchas, siurells, llaveros, tiestos, colgantes y vajillas por encargo.

Y finalmente abriste Amenamen Studio.

En diciembre de 2014 abrimos nuestra primera tienda en el centro de Palma, sí. Se trata de un espacio diseñado y cuidado al detalle, donde hemos utilizado materiales naturales e intentamos evocar la esencia más rural de la isla: madera, plantas, etc. En la tienda podréis encontrar una selección de piezas de producción propia, además de una cuidada selección de artículos de diseño local, sostenible y de comercio justo. Todo hecho a mano. ¡Ah! ¡Y también tenemos tienda online y enviamos a todo el mundo!

Clica aquí para ver el Instagram de Amenamen studio

¡Léeme este artículo!

Más artículos de esta edición

Joan Amengual finalizó su formación como diseñador en Barcelona en mitad de la crisis. Se especializó en interiorismo en el peor momento para el sector inmobiliario. Volvió a su Mallorca natal, al pueblo de Pòrtol, para hacer un máster en diseño de espacios hoteleros, pero redescubrió el negocio familiar: la cerámica.

La cerámica siempre estuvo presente en su casa, pero ha tenido que aprender el oficio de nuevo. Su madre y hermana tienen un taller y una tienda en el pueblo. En cerámica puedes hacer de todo, pero es importante conocer bien el material y usarlo correctamente. Hacer una pieza buena es difícil.

La tradición viene de lejos. La familia se dedica al negocio desde hace más de cien años. Su madre es la cuarta generación. Él abrió una tienda en Palma, para acercar el producto a los turistas, pero, además, introdujo el diseño contemporáneo en procesos muy tradicionales.

Ellos diseñan y producen todas las piezas, una a una. Solo usan técnicas tradicionales: ponen la arcilla en el torno, le dan forma y la secan al aire, la decoran con sus manos y la cuecen.

Se inspira en el paisaje y la tranquilidad mallorquinas, y en su mar. Sus materiales se unen siempre en mediterraneidad, sencillez y serenidad. Sus motivos son líneas, puntos, franjas de colores… Asegura que es un trabajo sacrificado, duro, dedicado y poco valorado. Es la esencia de Mallorca en una taza. Además, favorecen la economía de proximidad, más justa con las personas y el medio ambiente.

Crea, sobre todo, tazas, tazones, platitos y cosas cómodas de transportar para turistas, pero también huchas, llaveros, tiestos, colgantes o vajillas por encargo.

Amenamen Studio, su primera tienda, abrió en el 2014 en el centro de Palma. Han usado materiales naturales para recrear el ambiente rural de la isla: madera, plantas… Allí se pueden encontrar creaciones propias y piezas de diseño local.

También tienen una tienda online y envían productos a todo el mundo.

Instagram de Amenamen studio

 

¡Léeme este artículo!

Más artículos para principiantes

Quiz: Tazas de mediterraneidad, serenidad y sencillez

¿Has entendido bien el artículo?

¡Compruébalo ahora! El nivel de este cuestionario es intermedio.

COMPÁRTELO
Artículo anteriorLa fast fashion nos impide crear vínculos con nuestra ropa
Siguiente artículoHazlo tú mismo
Aiats Agustí
Aiats Agustí es licenciado en Periodismo por la Universitat Autònoma de Barcelona y ha cursado un año a la Freie Universität zu Berlin, donde vivió durante un año. Se ha formado colaborando en Radio4 como corresponsal y ha sido redactor en el web de La Vanguardia. También ha trabajado en la delegación alemana de Feria de Barcelona en Tübingen. Actualmente cursa el Máster de análisis del entorno económico en la Universitat Oberta de Catalunya y es redactor de VIAempresa.