Los Juegos Olímpicos de verano son conocidos internacionalmente y, cada cuatro años, consiguen atención mediática mundial a un nivel inimaginables para algunos. La práctica de deporte, junto con la promoción de valores como el esfuerzo, el trabajo en equipo y la dedicación llegan a miles de personas. Entre estas personas hay muchos niños y adolescentes que se sienten inspirados por sus ídolos.

Pues bien, aunque todavía no tiene el mismo reconocimiento que los Juegos Olímpicos, existe una competición similar pero en el mundo de las habilidades. Sí, de las habilidades. Se trata de WorldSkills, un campeonato que pone a prueba durante 4 días más de 50 habilidades. Los competidores son jóvenes de 17 a 22 años que buscan su medalla de oro en construcción, automoción, cocina, floristería, carpintería, electrónica, entre otros.

Este año tendrá lugar en octubre en Abu Dhabi, la capital de uno de los 7 emiratos de Emiratos Árabes Unidos. Es la primera vez que un evento educativo de esta magnitud llega a Oriente Medio y, aparte de suponer un auténtico reto para los organizadores, es también una oportunidad única para motivar a las jóvenes generaciones del país a interesarse por la formación vocacional.

Es curioso porque en España no se conoce demasiado, pero los orígenes de WorldSkills surgieron allí, en 1947. Tres años más tarde, Portugal se unió a la competición y pronto le siguieron otros países de Europa como Alemania, Suiza, Francia y Reino Unido, en 1953. Hoy en día, países de todo el mundo preparan a sus jóvenes en busca de una medalla de oro durante la competición internacional, que se celebra cada dos años.

La inversión que cada país dedica es diferente. Por ejemplo, en Abu Dhabi se encuentra Emirates Skills, una entidad que no solo recluta a entrenadores para las diferentes habilidades, sino que también organiza la competición nacional (este año tendrá lugar en abril). Australia también es pionera con una entidad nacional (WorldSkills Australia), así como Bélgica (Belgium Skills), Chile (Fundación WorldSkills Chile), Dinamarca (Denmark Skills), Finlandia (Finland Skills) o Francia (WorldSkills France). Suiza, Sudáfrica, Israel, Turquía, Reino Unido, Estados Unidos e incluso Zambia cuentan también con una entidad dedicada específicamente a este proyecto. Sin embargo, otros países como España, Argentina, Austria, Brasil, Costa Rica, Croacia, Corea, México, Oman o Vietnam se apuntan a WorldSkills bajo el paraguas de otros organismos. En el caso de España es el Ministerio de Educación y Cultura.

Lo cierto es que yo desconocía esta iniciativa y escuché hablar de ella por primera vez el año pasado. Hoy, estoy viviendo en Abu Dhabi y trabajando para la competición que tendrá lugar en octubre y resulta un auténtico descubrimiento. Al poco de comenzar en este proyecto, un antiguo medallista en diseño gráfico llegó a Emirates Skills desde Brasil para entrenar al equipo local en esta habilidad. Es increíble ver cómo un joven de 22 años se desenvuelve con tanta soltura. Recuerdo que le pedí ayuda para preparar una postal de cumpleaños para uno de mis compañeros de trabajo. Yo solo le di una foto del chico que cumplía años. En cuestión de horas, elaboró una maravilla: una postal 3D. ¡Increíble!

Creo que WorldSkills es una iniciativa con mucho potencial en este, nuestro siglo, para volver a las raíces y animar a los jóvenes a trabajar con las manos, desde la carpintería hasta la robótica.

¡Léeme este artículo!

Más artículos de esta edición

Quiz: WorldSkills, el mundial de habilidades para jóvenes

¿Has entendido bien el artículo?

¡Compruébalo ahora! El nivel de este cuestionario es principiante.

COMPÁRTELO
Artículo anteriorPelícula: El sol del membrillo
Siguiente artículoArtículos artesanos con materiales reciclados
Sabrina Martinez
Sabrina Martinez nació en Buenos Aires (Argentina), pero creció y se educó en un pueblo cerca de Barcelona. Estudió Periodismo aunque lleva unos años dedicada especialmente al mundo de los grandes eventos deportivos. Ha vivido y trabajado en países como Reino Unido, Francia o Azerbaiyán. Le encanta viajar, la gastronomía y aprender de otras culturas. Es muy curiosa y siempre está dispuesta a escuchar una buena historia.